lunes, 14 de marzo de 2016

Casanova el admirable - Philippe Sollers

Título Casanova el admirable

Autor Philippe Sollers

Editorial Páginas de Espuma

Año 2010

Páginas 264

¿Quién fue Casanova? seguramente todos tengamos una idea más o menos preconcebida en la cabeza. En el ideario común del europeo contemporáneo la figura de Casanova encarna al libertino por excelencia, al irredento vividor que no hizo sino disfrutar de los placeres carnales de la vida. Philippe Sollers (1936) comienza su ensayo diciendo: «Todo el mundo cree saber quién es Casanova. Están equivocados». Efectivamente, Sollers demuestra en las primeras páginas que la memoria de Giacomo Casanova ha sido alterada, modificada, pisoteada y utilizada según los intereses personales de cada uno. Su única obra, Historia de mi vida, es el único testimonio fiable de su obra y pensamiento. Los problemas: no lo llegó a publicar en vida. Tras su muerte, el manuscrito fue vendido por su sobrino a un editor alemán y posteriormente a uno francés, quienes, tras una primera lectura, decidieron reescribir parte de sus memorias. Europa quedó ciega de uno de los mayores relatos del siglo XVIII. No fue hasta después de la II Guerra Mundial cuando se editaron íntegramente su Historia...,  en francés, sin adulterar el original. 

    «Historia de mi vida es un documento extraordinario: monjas, esposas infieles, muchachas en venta, prostitutas, cortesanas, viejas locas, mujeres del pueblo, marquesas, burguesas, condesas, doncellas o madres de familia: es, de hecho, el catálogo de Mozart, pero agravado por una aguda mirada sociológica. Nada de generalidades: relatos concretos. Un río de detalles que explica más que mil y tres volúmenes universitarios»

    Pues bien, Casanova, «filósofo de la vida», según Sollers, fue uno de los mayores escritores, pensadores y filósofos del Siglo de las Luces. La envidia y la malicia de muchos ensombreció su figura, cuyos efectos todavía llegan a la actualidad.

   «Casanova, por lo tanto, improvisa, es un filósofo cuyo tocador está en todas partes. Como contrapunto, no para de decirnos cuáles son las fuerzas negativas que encuentra: la estupidez, dice, es peor que la maldad. Esta última puede ser castigada y enmendada, pero la estupidez te corta los brazos y el aliento. Por ejemplo, la mujer que se encarga de la limpieza de su cuarto y que acaba de tirar un capítulo entero de su manuscrito porque ha visto papeles usados y con tachaduras encima de la mesa. No ha tocado el papel en blanco. Por lo tanto, él debe volver a escribirlo»

      Casanova el admirable es una suerte de ensayo a caballo entre la filosofía y la biografía histórica. Mediante el uso de párrafos cortos que Sollers selecciona con cuidado de Historia de mi vida, va deconstruyendo al personaje. Lo disecciona, estudia, analiza. Pregunta al texto, a la historia, a sus contemporáneos. Lo trae al siglo XX y lo sienta a charlar con el ciudadano europeo. Sollers siente una admiración profunda por Casanova. En algunos momentos, el lector, aturdido por las confesiones de Casanova, duda de quién tiene más protagonismo en la obra, si el propio Sollers o el biografiado Casanova. ¿Acaso a Sollers le hubiera gustado ser Casanova...? ¿Y a quién no?. 

     ¿Puede la lectura de Casanova el admirable suplir la del inmenso Historia de mi vida? Si quieren saber, de cualquier cosa, hay que recurrir al original. A pesar de ello, Sollers logra resumir en poco más de doscientas páginas la esencia de Casanova, sus pensamientos, intereses, filosofía, amores, desenfrenos corteses y anécdotas, todo unido a una crítica que se hace necesaria, una puesta a punto de su vida y la validez o no de la misma para el lector contemporáneo. ¿Qué nos puede aportar Casanova a la sociedad de hoy? Casa -como suele llamarlo en el libro- es el filósofo del futuro: un hombre sin ataduras ni restricciones ideológicas, que pudiera haber conversado con Freud o cualquier otro intelectual del siglo XX sin mayores problemas. Si figura es atemporal. 

Sus reflexiones, son aforismos:

     «Soportamos el hambre para saborear mejor las salsas; aplazamos el goce del amor para hacerlo más vivo; y aplazamos una venganza para que resulte más mortífera»
    «No empecé a amar a Dios hasta que después de que me desengañé de la idea que la religión me había dado de él»

Tras su paso por España (Pamplona, Madrid, Barcelona...), observa:

     «[El español es] una de las más bellas lenguas del universo, sonora, enérgica, majestuosa»
 
   «Las mujeres son muy hermosas, arden en deseos y siempre están dispuestas a favorecer algún enredo para engañar a todos los seres que las rodean a fin de espiar sus intrigas»

Casanova el admirable es uno de los ensayos más interesantes y una de las biografías más originales que he tenido la ocasión de leer en los últimos años. Sollers hace pedagogía de la historia y de la literatura al mostrarnos, sin complejos, que lo que nos ha precedido no está para ser admirado, sino para ser interrogado y puesto en continua tela de juicio. 


Retrato de Giacomo Casanova realizado por su
hermano Franceso Casanova
 (alrededor 1750-1755)