domingo, 3 de enero de 2016

La Guerra Civil contada a los jóvenes - Arturo Pérez-Reverte

Título La Guerra Civil contada a los jóvenes

Autor Arturo Pérez-Reverte (Ilustrado por Fernando Vicente)

Editorial Alfaguara

Año 2015

Páginas 146

Un día Pérez-Reverte leyó un libro de secundaria que narraba así la muerte de Antonio Machado «un día, Machado se marchó a Francia y allí murió ». Resumir de esta manera la tragedia de uno de los mayores poetas del siglo XX equivale a mentir, a falsear nuestro pasado, a infantilizar la tragedia. Este fue el motivo que impulsó al escritor de Alatriste a escribir un libro orientado a explicar la Guerra Civil a los más jóvenes.
     

    A pesar de la autodeclarada objetividad de Pérez-Reverte y su intento por crear una narración de la contienda sin manchas ideológicas, no son pocos los críticos que tras su publicación han buscado las cosquillas al libro por todos los frentes. La Historia siempre es objeto de críticas y se suele matar al mensajero antes que al mensaje; no existe, por tanto, el libro de Historia perfecto, aquel que contenga la verdad absoluta y con la que todos estemos de acuerdo. Partiendo de este principio, estos son algunos de los puntos más destacados de La Guerra Civil contada a los jóvenes: 

  • 1.- El libro está dividido en treinta capítulos de una cara cada uno. El lenguaje es sencillo y su lectura amena, orientado a los más jóvenes.
  • 2.- Únicamente se trata el periodo comprendido desde 1936 a 1939, con una introducción muy breve y un epílogo que se salta la etapa del Franquismo para desembocar en la Transición.  
  • 3.- Cada capítulo viene acompañado de una ilustración de Fernando Vicente, quien recrea a la perfección el ambiente y el estilo de la cartelística de la época. En este sentido, el texto se refuerza y cobra pleno sentido gracias a la fuerza de la imagen que guía en muchos casos el rumbo de la obra.
  • 4.- Se prescinde de fechas y nombres toponímicos, reforzando la descripción de sentimientos sin abuso de adjetivos. El resultado es una narración que recuerda a Las Aventuras del Capitán Alatriste más que a un libro de Historia.
  • 5.- Y eso no es malo, especialmente si está enfocado a un lector de unos 12 o 14 años. Por eso cobran especial importancia las declaraciones del autor, cuando confiesa que su libro no pretende ser más que una breve introducción a los grandes libros de Historia que ya existen. 
     En resumen, La Guerra Civil contada a los jóvenes suple un vacío que existía en el panorama editorial español. Se echan en falta algunos temas, como ahondar en las complicidades ideológicas que marcaron el sentido de la guerra, o el papel de los sindicatos, iglesia y demás instituciones que intervinieron de una manera directa en el conflicto. A pesar de todo, se puede decir que es un libro bastante completo, necesario incluso, si realmente logra su objetivo, que no es otro que acercar la Historia de España a las nuevas generaciones.