lunes, 30 de noviembre de 2015

Lo que queda de Auschwitz - Giorgio Agamben

Título Lo que queda de Auschwitz. El archivo y el testigo. Homo Sacer III

Autor Giorgio Agamben

Editorial Pre-Textos

Año 2000

Páginas 196


¿Cuántos libros sobre la II Guerra Mundial y los Campos de Exterminio nazis conocéis? Todos los meses hay alguna novedad, ya sea en forma de narrativa o ensayo. Parece un saco sin fondo sobre el que los escritores recurren sin orden ni concierto bajo el mantra de las ventas seguras. 

Pero, ¿realmente queda algo por decir sobre el tema que no conozcamos? Giorgio Agamben se preguntó lo mismo y el resultado es este libro que pretende marcar sentencia a la vez que rescata la voz de los verdaderos testigos del Holocausto, los conocidos como «musulmanes». La tesis que maneja es la siguiente: lo que ocurrió en los Campos de Exterminio fue algo tan inusual y extremo que su misma interpretación se nos antoja extraña, ajena a la lógica y la razón. Este es el motor que ha impulsado tras el final de la II Guerra Mundial infinitas interpretaciones, estudios y obras que de una manera u otra han intentado comprender la magnitud y alcance de lo sucedido. Sin embargo, todas ellas chocan de frente con el mismo hecho histórico que las valida, «los testigos perfectos». G. Agamben recoge los principales testimonios que se han conservado de presos, especialmente de Auschwitz, criticándolos con especial atención, analizando lo que dicen y lo que deliberadamente omiten, interpretando los motivos últimos de sus palabras como único medio para comprender la tragedia del Exterminio. 

La obra se divide en cuatro capítulos: el I) El Testigo rastrea las múltiples vías por las que podemos conocer Auschwitz y la validez de su testimonio. Ya en este primer capítulo el lector comprueba el método que G. Agamben empleará en el resto del libro: mediante una serie citas de obras de otros autores (con especial importancia a la de Primo Levi) critica sus presupuestos morales y la lógica interna de los mismos. 

En II) El Musulmán aborda la paradoja del «testigo integral» de la Shoah (שואה). El verdadero testigo de lo sucedido no es aquel que interno en un Campo de Exterminio sobrevive y cuenta lo recordado, sino el de aquellos que han sido llevados al límite biológico. Mediante una serie de castigos corporales y psicológicos específicos, los guardianes de los campos crearon una serie de pelotones que apartaban del resto de prisioneros. Tras un tiempo determinado, todos ellos anulaban sus respuestas corporales a cualquier tipo de estímulo. El resultado, según palabras de aquellos que los observaban, era el de unos cadáveres apenas capaces de moverse, restregados por el suelo, tiritando de frío y sufriendo continuos espasmos corporales. Vistos desde lejos, parecían musulmanes orando. Sin embargo, la mayoría de ellos acabaron muriendo y muy pocos llegaron a sobrevivir. Ellos son, «los musulmanes» los «testigos integrales, perfectos, de la Shoah. Su relato es el único válido que debemos tomar para comprender lo sucedido». Agamben se da cuenta del problema que implica tal afirmación, ya que genera la paradoja de que el único testimonio válido es el de aquellos que no son capaces de testimoniar lo sucedido.

En III) La vergüenza, o del sujeto traslada todo lo dicho anteriormente a un plano mucho más teórico. Basándose en la tradición humanista occidental, trata de comprender la singularidad de la vergüenza que sufren aquellos que sobrevivieron a la muerte en los campos, cómo se origina, cuál es su explicación y cómo podemos dar un paso adelante para avanzar en la comprensión del sujeto de estudio.

Finalmente, en IV) El archivo y el testimonio se basa en la obra de Michel Foucault (especialmente en La vida de los hombres infames) para anular la paradoja anteriormente propuesta. Para ello recoge el testimonio de unos pocos musulmanes que sobrevivieron para relatar sus recuerdos. En principio esto anularía la propia paradoja, pero Agamben lo utiliza no para dar validez a sus testimonios sino para demostrar que su palabra es un paso adelante hacia una re-humanización. 

Estamos ante una obra de difícil comprensión. Quien quiera conocer por primera vez algo relativo a la problemática de los Campos de Exterminio este no sería un libro aconsejable, ya que se manejan conceptos dados por supuestos y exigen al lector cierto conocimiento histórico-filosófico y de contexto sobre el problema referido. Para aquellos que ya se hayan sumergido en este complicado mundo, Lo que queda de Auschwitz supondrá un nuevo aporte teórico fundamental, válido también para cualquier clase de genocidio de los que se han conocido. 

jueves, 12 de noviembre de 2015

En las cimas de la desesperación - E. M. Cioran

Título En las cimas de la desesperación

Autor E. M. Cioran

Editorial TusQuets

Año 2003

Páginas 208




Escrito en 1936 bajo los efectos del insomnio, Cioran reconoce en la introducción que de no haberlo escrito se hubiera suicidado. Así de rotundo de muestra el filósofo y pensador rumano, una característica que acompaña a los muchos capítulos de su primera obra En las cimas de la desesperación, a caballo entre el aforismo y la reflexión. Todos los temas tratados en esta obra reflexionan sobre las características propias de lo humano y su relación con lo infinito.

Una primera lectura podría dejarnos la sensación de que se trata de un libro tremendamente pesimista, donde Cioran vierte sobre las páginas tal cantidad de pensamientos negativos en cierto momento de la lectura se pueden perder las ganas de seguir leyendo. Sin embargo, una lectura más atenta deja entrever un grito profundo que lucha por imponerse a la aparente oscuridad, donde el autor defiende la vida sin anclajes, ataduras o imposiciones morales. Vivir sin complejos, vivir el ahora y nunca pensar en el futuro, puesto que no existe. La reflexión profunda sobre la vida, sobre la existencia de nosotros mismos, ha de provocar inexorablemente en todos los casos un vacío profundo que siempre acaba chocando ante la única certeza absoluta: la muerte. Frente a dicho muro que toda persona se enfrenta, no queda sino la anulación de todas las normas y reglas.

Algunos capítulos, como «El hombre, animal insomne», merecen especial atención:


«Alguien ha dicho que el sueño equivale a la esperanza: intuición admirable de la importancia tremenda del sueño —como asimismo del insomnio. Este representa una realidad tan colosal que me pregunto si el ser humano no sería un animal incapacitado para el sueño. ¿Por qué calificarlo de animal razonable cuando se puede encontrar en ciertos animales tanta razón como se quiera? Por el contrario, no existe en toda la naturaleza otro animal que desee dormir sin lograrlo. El sueño hace olvidar el drama de la vida, sus complicaciones, sus obsesiones; cada despertar es un nuevo comienzo y una nueva esperanza. La vida conserva así una agradable discontinuidad, que da la impresión de una regeneración permanente. Los insomnios engendran, por el contrario, el sentimiento de la agonía, una tristeza incurable, la desesperación. Para el ser humano que goza de buena salud —es decir, el animal—, es inútil interrogarse sobre el insomnio: él ignora la existencia de individuos que lo darían todo por adormecerse, seres obsesos de la cama que sacrificarían un reino por volver a hallar la inconsciencia que la terrorífica lucidez de las vigilias les ha brutalmente arrebatado. El vínculo que existe entre el insomnio y la desesperación es indisoluble. Pienso incluso que la pérdida total de la esperanza es inconcebible sin la colaboración del insomnio. La única diferencia existente entre el paraíso y el infierno es que en el primero se puede dormir todo lo que se quiera, mientras que en el segundo no se duerme nunca».

Personalmente, ha sido una verdadera sorpresa encontrarme al otro Cioran del que tampoco hablan sus críticos: alguien que defiende la vida como único medio para evitar la locura. 


viernes, 6 de noviembre de 2015

Biografía del Universo - John Gribbin

Título Biografía del Universo

Autor John Gribbin

Editorial Crítica

Año 2007

Páginas 306



¡Qué difíciles son de explicar algunas cosas! Eso debió de pensar el astrofísico John Gribbin, quien desde hace más de una década abandonó su carrera académica para dedicarse a difundir los últimos conocimientos científicos. Tras varios libros escritos que pretendían aclarar algunos puntos concretos de la astrofísica más moderna, Biografía del Universo se plantea como un resumen de todos ellos; una puesta a punto, lo más clara y ordenada posible, de los últimos hallazgos y teorías que los científicos están manejando para tratar de comprender mejor todo lo que nos rodea. 

El libro se estructura en diez capítulos, cada uno comenzando con una pregunta que trata de ser respondida al final. Organizado de modo cronológico, el contenido empieza, como no podía ser de otra manera, explicando cómo sabemos lo que sabemos sobre el origen del universo, los primeros instantes de la existencia. Una segunda parte temática acota el espacio en nuestra Galaxia Vía Láctea, el Sistema Solar y el origen de nuestro planeta Tierra, desembocando en diversas explicaciones sobre las teorías del origen de la vida en general y en nuestro planeta en particular. Para acabar, plantea los diversos finales que se cree que podría tener nuestro Universo.

John Gribbin hace alarde de buena divulgación desde el principio del libro. Sus explicaciones suelen recurrir a comparaciones para, mediante los símiles, asumir ciertos problemas abstractos, a veces fundamentados en la lógica y otras en las matemáticas. Sin embargo, es un libro que requiere para la mayor parte del público tiempo para asimilar algunos conceptos, teniendo que releer varias veces los mismos párrafos. A este natural problema (tratándose de un ensayo de astrofísica), se une otro muy distinto: la traducción manejada tiene algunas partes ciertamente oscuras, donde se ve claramente que no es un problema del autor que no se sepa explicar, sino que el traductor/a no ha sabido dar con las palabras adecuadas, creando unos pasajes algo «oscuros».

Entrando en detalle, cabe destacar el protagonismo que John Gribbin concede a la física de partículas por encima del resto de disciplinas. Mediante unas breves pero completas descripciones elementales de cómo funciona la materia a nivel atómico, se sirve para explicar el origen del Universo, el desarrollo y expansión del mismo, la creación e interacción de la materia, el surgimiento de la vida o el final de todo pasados varias decenas de miles de millones de años. 

Un libro que recomendamos a quien quiera acercase por primera vez al mundo de la física, la biología y la astronomía. Sin embargo, debido al rápido avance científico, para aquellos que estén al día de la actualidad, Biografía del Universo puede quedarse algo desactualizado (muchas de las cosas que plantea como posibles en 2007 han sido demostradas en la actualidad). A pesar de ello, seguramente disfrute con su lectura.