martes, 28 de julio de 2015

Teoría, historia y práctica del comentario literario - José Antonio Hernández Guerrero y María del Carmen García Tejera

Título Teoría, historia y práctica del comentario literario. Principios, criterios y pautas para la lectura crítica de la literatura.
Autores José Antonio Hernández Guerrero y María del Carmen García Tejera
Editorial Ariel
Año 2005
Páginas 335

Existen multitud de manuales que establecen consejos y pautas sobre cómo elaborar correctamente un comentario de texto. Hace unas semanas comentamos el ya clásico Cómo se comenta un texto literario de Lázaro Carreter y Correa Calderón. Entonces, dijimos de tal libro, que a pesar de contener una sólida estructura estaba orientado a jóvenes que se iniciaban en el arte de los comentarios literarios, quedando muchos aspectos sin tocar o profundizar debidamente. Teoría, historia y práctica del comentario literario es, en cambio, un libro más «erudito», y quizá reside aquí su error. 
El título del libro, que ya se ha referido anteriormente, remarca la intención de enseñarnos cómo se realiza un comentario de texto con profundizad, destinado esencialmente a estudiantes universitarios. ¿Quién osaría decir que sabe o conoce los mecanismos para poder realizar un comentario literario completamente perfecto? Existen tantas interpretaciones y teorías como personas. Sin duda, todos afirmarían que cuantos más conocimientos generales se posean, más rico será el resultado final; o eso es lo que han debido pensar los autores de este libro. 
El índice es absolutamente completo. Rebosa contenidos por los cuatro costados. Comienza con una breve historia de la crítica literaria (muy distinto del comentario literario), así como una serie de proclamas interesantes sobre la puesta en valor de la literatura y su relación con los humanos. Acto seguido, asistimos a una serie de puntos que desentrañan las eternas cuestiones de qué es la literatura, su valor y su posible alcance. En torno a la mitad del libro, se nos ofrece un resumen sobre la Historia de la Literatura, desde los primeros fulanos que empezaron a individualizarla respecto al resto de artes, es decir, Platón, Aristóteles y compañía, pasando por los comentaristas medievales, la tradición filosófica occidental, los ilustrados, los románticos hasta los últimos marxistas. Tras semejante contenido gratuitamente ofrecido al lector que no sabe muy bien hacia donde enfocar su atención, nos colocan casi cien páginas sobre teoría y crítica literarias durante el siglo XX, toda una amalgama de disparos a un blanco no fijado. Mucho ruido y pocas nueces.
Pero, menos mal, las últimas cincuenta páginas se dedican esencialmente a describir cómo comentar correctamente un texto en función al género que pertenezca, esto es, lírica, narrativa, teatro y ensayo (personalmente, considero que falta un apartado para el género de los cuentos, que muchos autores están reconociendo como género propio). Y ya está.
Teoría, historia y práctica del comentario literario no será, seguramente, ese libro que cuidaremos durante años como un preciado tesoro, forrándolo de plástico para evitar su desgaste. Como resumen coherente y bien estructurado, no es mejor que el mencionado libro de Lázaro Carreter y Correa Calderón. Tiene, eso sí, la ventaja de incluir numerosos fragmentos de diversas obras tanto clásicas como contemporáneas que sirven de ejemplos para lo que se va describiendo a lo largo de sus páginas. Para el lector más novel, que todavía no tiene un bagaje de conceptos sobre teoría literaria fuertemente asentados, este libro puede ayudarle bastante, pero sin duda resultará vago e insulso a los que ya tienen varios libros sobre teoría literaria a sus espaldas. 

domingo, 26 de julio de 2015

Arte Ibérico en España - Antonio García y Bellido

Título Arte Ibérico en España
Autor Antonio García y Bellido
Editorial Espasa-Calpe
Año 1980
Páginas 220

Existe poca bibliografía sobre los íberos en comparación con otros pueblos de la antigüedad. Seguramente se deba al desconocimiento de los mismos, a que todavía su idioma no ha sido descifrado y desde pronto se vieron inmersos en la cultura fenicia, griega y romana, quedando muchos aspectos de su cultura mimetizados con los del colono. A pesar de ello, es innegable el atractivo y la originalidad que proyectaron en el arte. Este libro, a pesar de tener unas décadas a su espalda, sigue estando vigente. Se trata de un resumen lo más exhaustivo posible sobre las principales manifestaciones artísticas de los íberos, estructurado en arquitectura, escultura, pintura y artes menores. Sin embargo, el grueso del libro son las 198 ilustraciones de planos de excavaciones, representaciones estratigráficas de las mismas, dibujos de diversas construcciones megalíticas, fotografías de esculturas y objetos menores de orfebrería. 
El estudio se encuentra parcelado no por temática de las obras, sino por el lugar en donde fueron encontradas. Así, se van dividiendo las diversas piezas que se muestran por los distintos cerros o excavaciones de donde proceden, por lo que el elemento topográfico cobra especial importancia para el autor. Una vez describe individualmente las piezas, trata de establecer semejanzas y diferencias entre ellas, así como con otras del Mediterráneo, viendo numerosas familiaridades con elementos helenos y romanos. 
El mayor problema al que se enfrentaban entonces, y hoy día, los estudios sobre arte íbero, es la datación de los múltiples objetos. La escasa profesionalidad con que se procedió en el siglo XIX a desenterrar numerosos yacimientos en la Península Ibérica, tanto por españoles como por arqueólogos extranjeros, ha provocado un vacío informativo y documental sobre el lugar de enterramiento de las piezas, existiendo diversas opiniones sobre su datación. Así, se considera que el arte íbero primitivo dataría de los siglos VIII al VI a.C., mientras que a partir del siglo III a.C., con la llegada de los ejércitos púnicos a su paso a Italia en la II Guerra Púnica, abrieron la romanización a todo el enclave Mediterráneo, momento en que se puede apreciar una influencia en la escultura y los bustos, así como en la cerámica ricamente impregnada del alfabeto íbero todavía sin descifrar, así como la aparición de numerosas cecas con monedas íberas propias. 
La presente obra de García y Bellido sigue teniendo músculo. Sus interpretaciones sobre el arte íbero, en muchos casos, siguen estando vigentes y su manual ha sido todo un referente para todos aquellos que alguna vez se interesaron por el pueblo íbero, tan misterioso, tan enigmático. 

miércoles, 22 de julio de 2015

Noticias de libros - Gabriel Ferrater

Título Noticias de libros
Autor Gabriel Ferrater
Editorial Península
Año 2012
Páginas 336

Existen pocos referentes en España a la hora de afrontar una reseña literaria o un informe editorial profesional. Son pocos los manuales que dan pistas y ayudan a los más inexpertos sobre cuales son los métodos a seguir en tan complicada tarea (Véase la entrada 'Cómo escribir sobre una lectura' de Carme Font); pero todavía son menos los informes de lectura 'reales' de los que podemos hacer acopio para nuestra formación y disfrute. A la espera de nuevas exhumaciones literarias, este libro, Noticias de libros, se trata del único que reúne dichos informes que fueron presentados a diversas editoriales para recomendar su publicación. 
No se trata, en primer lugar, de un libro buscado. El autor, Gabriel Ferrater, nunca pensó en publicar nada similar, pero tras su muerte, las principales editoriales para las que había trabajado como lector, Seix Barral en España y Rowohlt Verlag en Alemania, reunieron sus informes, todavía conservados, y los publicaron como un buen ejemplo de labor editorial, intelectual y de lectura profunda y práctica. 
Lo que se nos ofrece en este librito son más de doscientos informes que el señor Gabriel Ferrater realizó para las editoriales anteriormente citadas a lo largo de los años sesenta y principios de los setenta. No se aclara muy bien cual fue el procedimiento seguido en la elaboración de los informes: si la editorial enviaba o recomendaba una serie de manuscritos o libros extranjeros para que el señor Ferrater los leyese y posteriormente realizase un informe; o si el señor Ferrater leía libremente los libros que le apetecían y luego enviaba los informes a la editorial. Sea cual sea el método empleado, se puede rastrear en todos y cada uno de los informes un esquema de su elaborada crítica, capaz de resumir en un párrafo el argumento general del libro, la importancia literaria que tiene, la dificultad o pertinencia de una traducción al español o al alemán y si le ha gustado o entretenido. 
Sus comentarios, indistintamente de la fama que pueda tener el autor, se muestran en la mayoría de los casos objetivos. Atiza sin piedad obras de H. G. Wells, Dos Passos, o Martín Gaite, para luego abandonarse en elogios ante un autor desconocido o el ensayo de un hoy todavía no reconocido académicamente Erich Auberbach. En otras ocasiones, cuando tiene que comentar un texto que no es literario sino que tiene una gran carga de contenido teórico sobre religión, ciencia o psicología y no domina la materia, no tiene miedo en afirmar que no ha entendido el libro como se mereciera, recomendando al editor pasar el libro a un entendido en la materia para tener una segunda valoración más objetiva. 
En resumen, Ferrater enseña en este libro a perder el miedo a los libros, a la crítica y opinión de los mismos mientras ésta sea fundada y coherente. No existen libros buenos ni malos de modo preconcebido. Los clásicos de hoy en día fueron fuertemente criticados en su día; lo que entonces se veían como temas o formas de expresión extravagantes se convierten, pasadas unas décadas, en imaginaciones avanzadas a su época y sociedad. Todo esto no es sino una gran reflexión sobre el valor de la literatura a lo largo de las generaciones.

martes, 21 de julio de 2015

Héroes de la Gran Pacificación - Pilar Cabañas Moreno (Grabados de Utagawa Yoshiiku)

Título Héroes de la Gran Pacificación
Autor Pilar Cabañas Moreno (Grabados de Utagawa Yoshiiku)
Editorial Satori
Año 2013
Páginas 269

Este libro recoge los cien grabados sobre guerreros samurái que pintó Utagawa Yoshiiku, de los cuales 82 se conservan en la Biblioteca de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, que llegaron en el siglo XX mediante una compra y posterior donación de un profesor y mecenas que había viajado a EEUU y Japón. El resto de grabados que componen la serie aparecieron hace una década, repartidos en diversos museos y colecciones. 
Utagawa Yoshiiku (1833-1904) realizó estos grabados en Tokio en 1867, basándose en los que anteriormente había realizado su maestro Utagawa Kuniyoshi (1797-1861). La fecha de publicación, en 1867, no es casual. La Restauración Meiji imponía la modernización y apertura de Japón al mundo, aboliendo el feudalismo tradicional propio del periodo Edo. 
Estos cien guerreros samurái representan a los artífices de las innumerables luchas que se libraron en Japón en el siglo XVI, por la reunificación feudal de los diversos clanes y familias, terminando con la batalla de Sekigahara en 1600 donde Tokugawa Ieyasu se impone al clan de los Toyotomi, inaugurando un nuevo periodo político, cultural y social que unificó a Japón durante más de doscientos años. 
Hasta aquí, la parte histórica. En cuanto al estudio realizado en cada grabado, la profesora Pilar Cabañas aporta tanto un resumen histórico y biográfico de cada personaje representado como un comentario artístico relativo a cada dibujo. De los cien guerreros representados, destacan algunos, tanto por su importancia histórica como por la calidad del grabado, como Oda Nobunaga, uno de los protagonistas de todas las guerras de mediados del siglo XVI; Kato Kiyomasa, quien cobró protagonismo en la invasión de Corea de finales del siglo XVI; Takayama Ukon, quien por influencia de su padre fue un firme defensor del cristianismo, librando una batalla personal contra otros clanes que persiguieron a la nueva religión; Toyotomi Hideyoshi, quien cierra la serie de grabados, destacó como uno de los vasallos más fieles de Nobunaga, luchando contra Tokugawa, contra quien perdió, y con él todos sus terrenos. 
En resumen, se trata de un libro que no es apto para un lector casual, ni tampoco un lector medio. Es más bien un manual universitario para estudiantes de arte interesados en las estampas y grabados japoneses o aquellos interesados por la temática samurái o la historia asiática. El libro es preciso y riguroso, ya que incorpora en sus descripciones decenas de palabras japonesas que se utilizan para describir elementos muy técnicos del ropaje, equipación militar u objetos representados. A pesar de que al final del libro se incorpora un apéndice con la explicación detallada de todos y cada uno de estos términos, la lectura en muchos casos se hace tediosa. Una gran labor editorial al publicar un libro de esta naturaleza, pero me temo que no encontrará un público muy numeroso, pero sí agradecido

jueves, 16 de julio de 2015

Bartleby y compañía - Enrique Vila-Matas

Título Bartleby y compañía
Autor Enrique Vila-Matas
Editorial Seix Barral
Año 2015
Páginas 200

''Sólo de la pulsión negativa, sólo del laberinto del No puede surgir la escritura por venir. Pero ¿cómo será esa literatura?. Hace poco, con cierta malicia, me lo preguntó un compañero de la oficina''
El protagonista de esta extraña novela, Marcelo, decide volver a escribir después de más de dos décadas sin hacerlo, debido al fracaso de una antigua novelita que trataba sobre el amor. ¿Y sobre qué escribe? Pues sobre escritores, que como él, en algún momento de sus vidas decidieron dejar de hacerlo, la mayoría de las veces habiendo conseguido éxitos notables con sus obras. El párrafo arriba citado se encuentra en las páginas iniciales de Bartleby y compañía, resumiendo el Zeitgeist de la misma obra, y en general, de la literatura contemporánea. 
No se trata de una novela al uso. El principio temporal queda invalidado (introducción, nudo, desenlace), surgiendo una suerte de ensayo novelado. A lo largo de las páginas, van desfilando una gran cantidad de escritores de todos los países y épocas y se nos cuenta su particular manera de renunciar a la escritura, a seguir contando ficciones por mero deleite. Vila-Matas es astuto, y se dio cuenta desde un principio que podía caer en la trampa de hacer un catálogo de autores, de un modo enciclopédico; por ello, elige a Marcelo como protagonista, quien cada varias decenas de páginas interpela a la narración de autores reales y nos comenta alguna anécdota en la que él se vio inmerso; es más, cada cierto tiempo comenta su protagonista, que habla por boca de Vila-Matas, su parecer con tal o cual decisión de unos y otros escritores. Así, Melville, Kafka o Salinger son sus autores predilectos. Otros, como Pynchon o B. Traven, escribieron mucho, pero lucharon, y luchan hoy todavía, por no revelar su verdadera identidad.
Es un libro complejo, que merece varias relecturas para poder sacarle el partido que debiera. Incluso para los lectores más avezados y con mayor conocimiento de historia literaria, muchos nombres no les sonarán, así como las anécdotas que Vila-Matas ha investigado durante años. Sin embargo, quedarse con estos detalles serviría solamente para tocar la superficie. Lo que hay de trasfondo a toda la obra es una crítica al modelo actual de contar historias, totalmente anticuado y sin un interés cultural o estético de fondo. Volvemos a la pregunta del principio... entonces, ¿sobre qué escribir? El repaso a las pulsiones de los «escritores del No», como los nombra a lo largo de la novela, sirve como punto de partida para plantear un nuevo modelo o paradigma literario, donde sólo de aquello de lo que no se ha escrito, aquello todavía intacto, merece la pena ser contado. 

miércoles, 15 de julio de 2015

Cómo se comenta un texto literario - Fernando Lázaro Carreter y Evaristo Correa Calderón

Título Cómo se comenta un texto literario
Autor Fernando Lázaro Carreter y Evaristo Correa Calderón
Editorial Cátedra
Año 1996
Páginas 205

Un libro de referencia para varias generaciones de estudiantes en los centros de enseñanza españoles. Desde hace décadas se maneja este «librito», como gustaba de llamarlo al propio Lázaro Carreter, en las clases de Lengua y Literatura. La función del libro no es otra que enseñar un método, de los muchos que existen, para poder elaborar con precisión un comentario de texto. A pesar de que el libro se enfoca a los adolescentes preuniversitarios, su naturaleza, que radica no tanto en los contenidos como en la explicación de un método universal, también es aplicable a personas de cualquier edad que deseen formarse en el noble arte de tratar cualquier tipo de texto. 
Junto con las diversas explicaciones que se van sucediendo a lo largo del libro y los consejos aportados, se acompaña todo ello de diversos ejemplos de poemas o fragmentos de obras más o menos importantes sobre los que se va trabajando de manera práctica. De este modo, se va viendo cómo se aplica el método a un caso concreto de texto y cómo deben ser los resultados deseados. 
Al final del libro se incorpora tanto un apéndice con textos de una relativa mayor complejidad, destinados a estudiantes universitarios, como un glosario con los términos empleados a lo largo del libro y que pueden generar alguna duda, a saber, qué es un aforismo, una antífrasis, qué características definen a la cuaderna vía o qué es una glosa. En resumen, se trata de un libro escrito hace muchas décadas pero que hoy día se lee con frescura. Es ameno y entretenido, útil para los jóvenes que estudian literatura como para los más mayores que desean sacar el mayor partido a todas sus lecturas. 


Amor constante más allá de la muerte

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera;

mas no de esotra parte en la ribera
dejará la memoria en donde ardía;
nadar sabe mi llama la agua fría
y perder el respeto a ley severa.

Alma que a todo un dios prisión ha sido;
venas que humor a tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamente ardido, 

su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrán sentido,
polvo serán, mas polvo enamorado.
                      Francisco de Quevedo

martes, 14 de julio de 2015

La Gran Guerra - Joe Sacco

Título La Gran Guerra. 1 de julio de 1916: primer día de la Batalla del Somme
Autor Joe Sacco (Estudio de Adam Hochschild)
Editorial Reservoir Books
Año 2014
Páginas 24 láminas (más de siete metros completamente abierto) y 16 páginas el estudio introductor

Con motivo del primer centenario de la Primera Guerra Mundial, al dibujante Joe Sacco se le ocurrió dibujar algo sobre una de las batallas que más le han perturbado desde pequeño. El 1 de julio de 1916 arrancaba una de las mayores carnicerías de la historia. Los ejércitos británico y alemán se enfrentaban por una franja de terreno poco mayor a cuarenta kilómetros. Cientos de miles de soldados apostados a cada lado de sus respectivas trincheras, apoyados por el fuego incansable de miles de artilleros que lanzaron en una semana más bombas de las que se lanzaron en todo el primer año de la guerra. El primer ataque de las tropas regulares británicas sobre las trincheras alemanas comenzó a las 7:30 de la mañana del primero de julio; al anochecer, habían muerto o herido más de 40.000 soldados británicos y otros tantos miles alemanes.
¿Cómo poder contar esto con un dibujo?: este fue uno de los primeros problemas con los que se encontró Joe Sacco, ya que la magnitud de la batalla, su peculiaridad estratégica y la cantidad de personas y efectivos que se encontraron en un terreno no muy extenso requería de una presentación acertada. Recurriendo a las narraciones medievales de los tapices (concretamente, el tapiz de Bayeaux) salvó el problema de las perspectivas y las correspondencias geográficas; así, en unos pocos centímetros en el dibujo podía interpretar lo que en realidad ocurría a kilómetros de distancia. El resultado es un dibujo desplegable a modo de acordeón de más de siete metros de largo, donde la batalla va cobrando forma en las distintas láminas. 

En la actual edición, se acompaña al dibujo de una introducción al contexto de la batalla de Adam Hochschild, así como las decenas de anotaciones del propio Joe Sacco donde explica detalles del dibujo, el motivo que tienen y su importancia para comprender mejor la magnitud de la batalla, de modo que ningún detalle del dibujo se nos pueda escapar.
La Gran Guerra de Joe Sacco es una de sus obras cumbre. Aclamado dibujante de todo tipo de conflictos bélicos contemporáneos, éste requería de una investigación de archivo importante, especialmente de material fotográfico, como confiesa en el prólogo, contando con la ayuda de numerosos historiadores e investigadores de la Primera Guerra Mundial, que le aconsejaron y resolvieron numerosas dudas. El resultado es un dibujo veraz, y por tanto, cruel. La panorámica de la batalla impide juicios de valor ni creaciones artificiales de situaciones inexistentes. Lo que vemos ante nuestros ojos es el resultado de una política bélica destinada a la aniquilación del contrario, quedando en general el regusto a una amarga crítica contra todo tipo de guerra, contra el absurdo de las armas llevadas por unos hombres que no saben lo que hacen ni por qué motivos pelean. Un dibujo para no olvidar, para intentar que no se repita. 

viernes, 10 de julio de 2015

Novela de ajedrez - Stefan Zweig

Título Novela de ajedrez
Autor Stefan Zweig
Editorial Acantilado
Año 2013
Páginas 94

¡Qué bien escribe el dichoso de Stefan Zweig! Novela de ajedrez es uno de los mejores relatos breves de la literatura contemporánea. Fruto de su pasión por el ajedrez, pero también escrito a modo autobiográfico, un narrador del que no sabemos el nombre ni cualquier otro detalle, nos relata una historia soberbia y peculiar. Durante un viaje en un transatlántico desde Nueva York hasta Buenos Aires, un grupo de aficionados al ajedrez retan a una partida al actual campeón del mundo, Mirko Czentovič, que se encuentra a bordo. Naturalmente, el resultado del enfrentamiento era más que previsible, pero ante una segunda partida, un misterioso señor apostado entre los curiosos observadores que rodeaban a la singular mesa de juego, irrumpe dando consejos a la inexperta víctima de Mirko, consiguiendo en unos pocos movimientos unas tablas. 
Tal es la sorpresa de los allí presentes que piden al caballero, que se hace llamar Señor B., una partida entre él y Mirko. Pero antes, pasa a relatar la historia de cómo llegó a dominar el ajedrez con el virtuosismo que demostró ante el campeón del mundo el día anterior. 
Pretender decir algo más de esta novela sería destriparla. Independientemente del valor estético y literario que la obra tiene, destaca ante todo por la fuerza con que son descritos el bien y el mal, cómo se puede pisotear impunemente la justicia y las consecuencias que puede llegar a tener, no en una colectividad, sino en un hombre, concreto, mínimo. La locura, la pasión y la justicia son temas recurrentes en la narrativa de Zweig, pero en esta ocasión, como en la mayoría, no juzga, no tacha o discrimina, sino que se compadece de aquellos que sufren. Trata de entender, y de ese entendimiento surge su necesidad de explicación, que quizás sea la mejor manera de denuncia, de concienciación de unos valores universales y atemporales.
¡Cuánto echamos de menos al vienés! 

miércoles, 8 de julio de 2015

Cartas a un amigo alemán - Albert Camus

Título Cartas a un amigo alemán
Autor Albert Camus
Editorial TusQuets
Año 2007
Páginas 68

Todos hemos leído, o al menos conocemos, obras tan importantes como El extranjero o La peste, claves para comprender el giro temático y estilístico a mediados del siglo XX. Camus no escribió mucho, pues murió joven. Su figura siempre se ha visto envuelta en el oscurantismo y las dudas. Durante la II Guerra Mundial, participó en la Resistencia, aunque si bien no llegó nunca a empuñar un arma para disparar contra los enemigos, sí dejó constancia de sus opiniones políticas e impresiones sobre la contienda. 
Cartas a un amigo alemán se trata de la única obra del autor francés que nos ayuda a indagar mínimamente en sus opiniones e impresiones que tenía durante la guerra. Se trata de cuatro cartas escritas en un periódico francés entre los años 1943 y 1944, donde se dirige a un supuesto amigo alemán con quien entabló amistad hacía más de una década, pero que debido a las tensiones nacionalistas, el cierre de fronteras y la rivalidad militar y política, prácticamente rompieron su amistad. 
A lo largo de la obra, y especialmente en las dos primeras cartas, contrasta los puntos de vista de un francés y de un alemán en torno a la guerra y cómo ésta se ha llevado a cabo. Les acusa de inmoralidad, de ilegalidad y sobre todo, de una ceguera absoluta en pos de la gran nación germana, para la que todos los métodos valen con tal de que sea encumbrada. Las dos siguientes cartas son, a mi parecer, superiores. De unos matices exquisitos y una fuerza atronadora, Camus habla de tú a tú a los alemanes, pero ya no lo hace como francés, sino como europeo, y no habla a los alemanes, sino a los nacionalsocialistas. Su lenguaje no es rebuscado ni oscuro, sino que describe cómo únicamente con las armas de la razón, la justicia y el respeto por el dolor ajeno se puede llegar a consolidar una Europa fuerte y unida. 
Se trata de una de esas obras que en los últimos tiempos tanto se están reivindicando. Hombres como Romain Rolland, Joseph Roth, Stefan Zweig o Jean Monnet hicieron lo posible por crear una Europa unida, solidaria y multicultural. La obra de Camus es una de las injustamente olvidadas que debería estar dentro de este panteón de europeistas. Su lectura es cada día más necesaria.