miércoles, 24 de junio de 2015

Cómo escribir sobre una lectura - Carme Font

Título Cómo escribir sobre una lectura. Guía práctica para redactar informes editoriales y reseñas literarias.
Autor Carme Font
Editorial Alba
Año 2007
Páginas 94

No es lo mismo hacer una crítica sobre una lectura, que una reseña profesional encargada por una editorial. Existen pocos libros que aborden cómo realizar correctamente reseñas literarias; seguramente, Cómo escribir sobre una lectura sea el más ameno y completo de todos ellos, al menos, el único que se centra en instruir al lector en los métodos, apartados y desarrollo que una reseña profesional debe tener para poder ser presentada a un editor. 
Se trata de un libro muy concreto, que en apariencia puede excluir a una gran cantidad de lectores que no estén interesados en el mundo del trabajo de lectores editoriales. A pesar de que todo el texto se centra en mostrar las herramientas para poder hacer reseñas, Cómo escribir sobre una lectura también es un fantástico libro para enseñarnos cómo ser mejores lectores, cómo centrarnos en diversos aspectos del libro que de una manera u otra obviamos muchos lectores habitualmente. Todo ello, y fuera de intereses comerciales, sirve para poder enriquecer aún más todas las lecturas que hagamos. Desde buscar una breve biografía del autor, pasando por una subdivisión de la temática tratada, el género al que se inscribe la obra o cómo evolucionan los personajes dentro de la trama, hasta valoraciones de carácter comercial, la recepción del público y la relación temática que puede tener con otros libros. 
En fin, es más que un libro técnico, que un manual de instrucción para críticos editoriales, se trata de un breviario con diversas técnicas y consejos para ser mejores lectores, para desterrar el «me ha gustado, no me ha gustado». Un libro de referencia. 

miércoles, 17 de junio de 2015

Cuentos crueles - Villiers de L'Isle-Adam

Título Cuentos crueles
Autor Villiers de L'Isle-Adam
Editorial Cátedra
Año 1995
Páginas 360

«… será preciso aterrorizar al lector… Me alegro por haber hallado, finalmente, el camino hacia el corazón del burgués»
Carta de Villiers a Mallarmé
Los Contes Cruels de Villiers son un conjunto de veintiocho relatos escritos durante la segunda mitad del siglo XIX. En ellos, el autor francés explora las nuevas posibilidades narrativas que el género de terror estaba brindando, especialmente a final de siglo con la influencia de Edgar Allan Poe. Villiers reconoció haber leído la traducción hecha por Baudelaire y haberse impregnado de la estética y gustos de Poe, queriendo hacer algo similar, pero a la francesa. A pesar de ello, no puede decirse que todos su relatos tengan que ver con sucesos sobrenaturales, misterios y terror; de hecho, son los menos. 
Villiers, como muchos autores decimonónicos, no escribieron una biografía y su vida ha quedado, para los historiadores, oculta y parcelada en dosis de información no del todo fiable. Lo poco que se conoce sobre su vida y obra queda fielmente reflejado en la mayoría de estos cuentos, donde acostumbra, sin delicadeza alguna, a incluir sus puntos de vista y opiniones sobre el mundo que vivía. Así, muchos de estos Cuentos crueles son un instrumento para conocer las preocupaciones de toda una época; la evolución de la ciencia y la tecnología, las relaciones sociales y el libre albedrío, la política y la guerra, la música y los nacionalismos, la pobreza, el amor, las aventuras, el colonialismo y el ambiente literario de la Europa del XIX. De todo esto habla y opina Villiers. Como denominador común a todas sus historias encontramos una ácida crítica a la clase política, de la que fue partícipe durante un tiempo; la sátira del burgués como un personaje acomplejado, confuso, lleno de contradicciones. La idealización del amor, fruto de sus numerosos desencuentros con varias damas a lo largo de su vida.
Pero los cuentos que más llaman la atención, tanto por su temática como por su calidad narrativa, son aquellos en los que incorpora elementos sobrenaturales y misteriosos. El interés de Villiers por estos temas tuvo su origen en un retiro espiritual a un convento durante unos años en que no encontraba el camino a seguir. Allí, tomó contacto con las historias de santos, viajeros y misterios medievales que proliferaban durante aquellos años. 
Como todos las obras de cuentos, y debido a su brevedad, el lector tiende a juzgarlas con premura, tomando posición sobre si es buena o no, si es pertinente o se está repitiendo la temática. En este caso, muchos de los cuentos de Villiers se hacen pesados debido a excesiva puntuación y a una clara falta (o incapacidad) para situar en un espacio y un tiempo concretos los relatos que nos presenta. Sin embargo, otros, especialmente los que tienen que ver con el misterio y lo místico, su escritura es más pausada, localizada y precisa, haciendo a la historia más cercana y penetrante. 

miércoles, 10 de junio de 2015

La invención de Morel - Adolfo Bioy Casares

Título La invención de Morel
Autor Adolfo Bioy Casares
Editorial Cátedra
Año 1991
Páginas 341


El volumen escogido contiene, además de la obra referida, La invención de Morel, una selección de cuentos bajo el título El gran Serafín, de los que no hablaremos en esta ocasión.




''He discutido con su autor los pormenores de su trama, la he releído; no me parece una imprecisión o una hipérbole calificarla de perfecta''
Jorge Luis Borges
La historia está protagonizada por un desertor de la justicia, del que pocas indicaciones se ofrece al lector a parte de mencionar que, debido a un asesinato y la persecución de la justicia en un determinado país, decide huir a un isla remota con ayuda de un italiano y de la mafia. Recaba finalmente en, él cree, las Islas Ellice. El libro está estructurado a modo de diario revelado, como hizo Cervantes en El Quijote. Bioy Casares nos presenta un diario que no es obra suya, sino que se encontró y ahora nos presenta su contenido. En él, el protagonista, escritor de profesión, nos confiesa los extraños sucesos que desde su llegada a la isla ha sido testigo. 
Es difícil desarrollar cualquier punto del libro sin incurrir en destripamientos y avances innecesarios e insanos, la magia de la lectura se perdería paran quien todavía no haya leído la obra. En general, se solapan y desarrollan varios temas. Por un lado, el misterio que rodea a la isla. Segundo, el amor que el protagonista siente por una de las habitantes, de la que rápidamente se queda prendado. Tercero, lo que da nombre a la obra, la aparición en escena de Morel y la revelación de su invento y qué es lo que pretende hacer con él. 
La invención de Morel es un libro complejo. Su lenguaje se estructura de forma que cada una de las frases es necesaria para comprender la trama general; no hay nada que sobre, no hay ningún añadido superficial. Por tanto, su lectura debe ser atenta y pausada, ya que de no ser así, rápidamente se puede perder uno en la trama. Por otro lado, la obra ha sido utilizada en numerosas ocasiones como ejemplo de ciencia ficción borgiana. En efecto, Bioy Casares y Borges fueron grandes amigos y compartieron inquietudes e intereses. Desgraciadamente, la fama del autor de El Aleph eclipsó durante décadas la aportación al género narrativo y fantástico de Bioy Casares, que no ha sido hasta hace poco tiempo cuando se ha procedido a una relectura de sus obras, descubriendo que las diferencias entre ambos escritores son mayores que sus semejanzas. La Invención de Morel no es una de sus primeras obras, antes ya había escrito varios cuentos, poesías y alguna obra de teatro; pero como el mismo Bioy reconoció, sí que se trata de su primera obra que firmó con su verdadero nombre y no con seudónimo, siendo además la más original y compleja hasta la fecha. 
La historia es una suerte de fantasía aderezada con ciencia ficción, donde se ven reflejadas las inquietudes del autor recurrentes en el resto de sus obras: las paradojas del espacio y el tiempo, la identidad del ser, el avance de la tecnología y su relación con el ser humano, con el Ser visto como esencia de libertad, así como las recurrentes paradojas de los juegos de espejos y sus infinitos reflejos, llegando a distorsionar la realidad bajo una atmósfera de terror espiritual (esto sí es muy borgiano). Pero ante todo, personalmente, creo que La invención de Morel es una historia que nos habla sobre el amor y la soledad de los seres humanos en un mundo que nos es extraño y hostil. Al final de la obra, parece gritar, ante quien quiera oír, que no nos queda sino el amor y la compasión por nuestros semejantes, lo único que nos guía y nos distingue del resto de seres. 

domingo, 7 de junio de 2015

El nudo - Montserrat del amo

Título El nudo
Autor Montserrat del Amo
Editorial SM
Año 2007
Páginas 136

Montserrat del Amo está considerada como una de las mejores y más importantes escritoras de literatura infantil y juvenil de nuestro país. Recientemente fallecida, dejó en su legado decenas y decenas de obras inmortales que muchos niños crecieron leyendo y soñando con ellas. 
El libro del que hoy hablamos está dividido en dos historias aparentemente diferentes. La primera la protagoniza un joven llamado Gud, arquero de una tribu que habita en la selva, que junto con sus compañeros Kimu y Manu se incorporan al Gran Clan donde se toman las decisiones más importantes. Cuando un mercader les anuncia que en una ciudad amurallada no muy lejana planean un ataque inminente contra su pueblo para esclavizarlos, deciden defender con sus propias vidas y las armas que poseen a sus propios vecinos. Son menos y están peor armados, ¿pero conseguirán este pequeño grupo de valientes vender a su enemigo?
La segunda historia está protagonizada por María, una escaladora y alpinista, que junto con unos amigos científicos deciden alzarse a la cima de una escarpada montaña. Ella, más inexperta, se verá arrastrada por las inclemencias del tiempo y las dificultades que supone escalar una montaña. Pero, cuando los tres amigos se encuentran en un repecho cercano a la cima, María ve a lo lejos, sobre un glaciar, una figura de aspecto humano totalmente quieta. Alarmados, deciden bajar y ver de qué se trata: ¿una ilusión fruto del cansancio? ¿un destello del sol que les jugó una mala pasada? o...¿una persona que está donde no debería en el momento más inoportuno? 
Dos historias fantásticas que poder leer a los más pequeños, pero que sin duda disfrutarán los mayores, por su sencillez, sus cambios de guión y los inesperados finales que Montserrat del Amo prepara para cada uno de sus cuentos. 

El Levante - Mircea Cărtărescu

Título El Levante
Autor Mircea Cărtărescu
Editorial Impedimenta
Año 2015
Páginas 233

“Si escribiera un solo verso en el que, como en una gota de rocío, se comprimiera todo el mundo, el antiguo y el nuevo a la vez, y quedara un solo verso a mi muerte, me sentiría más feliz que un ángel y más santo que Savaot” 

¡Qué difícil me resulta escribir sobre esta obra! La he leído con atención y paciencia, pero con todo eso, tengo la extraña sensación de haberme saltado cosas, detalles que no llegaba a comprender, metáforas inconexas o mal entendidas. Consulto las reseñas de revistas literarias que pululan por internet y me quedo más tranquilo al comprobar que no soy el único despistado. 
¿De qué trata El Levante de Cărtărescu? El que es considerado como uno de los mejores escritores rumanos contemporáneos, dio a luz esta obra a finales de la década de 1980, en los estertores del régimen comunista de Ceaușescu. Siendo profesor de literatura, con un hijo recién nacido y malviviendo en un pequeño piso de Bucarest con su esposa, se inspiró en el capítulo 'Los bueyes del sol' de la obra Ulises de James Joyce. Pero El Levante es más que eso, se trata de una epopeya escrita originalmente en verso y transformada al poco tiempo en una simbiosis mitad poema épico mitad prosa posmoderna. El protagonista es Manoil, joven rumano que junto con otros personajes pretenden liberar a Rumanía de la tiranía que siempre han padecido. Se enfrentan a griegos, macedonios y turcos. El contexto en que la trama discurre no está nada claro, pero podría situarse en el siglo XIX. Sin embargo, como el mismo Cărtărescu reconoció, es uno y todos los tiempos históricos a la vez, y es cierto; no existen elementos, más allá de los exóticos ligados a ciertos personajes y acciones, que nos indiquen un periodo determinado. La obra podría transcurrir tanto en el siglo X como en el XXI.
“—Gran Yogurta, permíteme que re responda con humildad. Muchos son señores hoy, pocos lo serán mañana. El pensador es modesto y apenas tiene qué comer, pero su pensamiento abarca todo lo largo y lo ancho de este mundo. Basta con pasar la página del libro de la historia para ver que el rey desaparece y encontrar, en la siguiente página, otro rey que también se cree grande, pero que se perderá enseguida en el olvido o en la maldición, mientras que el sabio siempre permanecerá en el libro, pues él lo ha escrito, con esfuerzo, de cuclillas”
Pero El Levante es una de esas extrañas obras de las que se puede hablar más de su forma que del contenido. Comienza con un lenguaje propio de las epopeyas homéricas. Pero al poco tiempo, su lírica se separa de ambages y formalismos, experimentando con ricos juegos de metalenguaje, donde el propio autor se dirige al lector, increpándole, haciéndole señas y dándole pistas sobre el devenir de la historia. En cualquier momento de la narración central, se descuelga una línea o un verso que hace referencia a Borges, Steiner, Bioy Casares, Lennon, Cortázar, Joyce o una pléyade de santos medievales. Este punto es quizás la clave para entender la obra: Cărtărescu quiso desgranar las influencias de los principales autores de la poesía rumana. Sus estilos son utilizados, empleados en cada 'Canto' o capítulo para luego desembarazarse de ellos, quedando la sensación de comicidad, de ridículo o de impotencia de unos autores ya muertos. 
En algunas de sus páginas se puede llegar a tener la sensación de que el tiempo se ha detenido: abundan las metáforas y los aforismos, las descripciones visuales y detalladas, empapadas todas ellas de un delirante hilo que las va uniendo hasta crear una imagen irreal. Este estilo me ha recordado al que empleó Manuel Vicent en su Balada de Caín, que comentamos en Crimenon hace un tiempo. Otros fragmentos, que beben del existencialismo y de la metafísica más aguda, de la de andar por casa, común a todos los seres humanos, son verdaderamente sublimes. Algunos fragmentos de los más bellos y preciosistas que he leído en años. 
“Yo inhalo tan solo el amargo perfume de la eternidad. ¿Qué significa este siglo para mí? Un punto minúsculo que apenas se refleja en el cristal, en el ombligo del Kosmos. ¿Sufren los hombres? ¿Son oprimidos y humillados? También sufren los robles, sufrieron los trilobites, sufren las estrellas cuando se transforman en supernovas en el firmamento, sufren los peces en el agua, sufren los pangolines en los manglares, sufren los amaneceres cuando llega el mediodía, sufren la tierra, el agua, el aire y el fuego”
El Levante es un libro que pretende engullir toda la literatura y a la vez no dice nada relevante sobre ella. Es una paradoja, una «rara avis» de las epopeyas. Tras terminar su lectura, el libro sigue palpitando, exhalando aliento, como si fuera un ser vivo que se escapa del papel. 

miércoles, 3 de junio de 2015

Los siete pecados capitales - Sebastian Haffner

Título Los siete pecados capitales del Imperio Alemán en la Primera Guerra Mundial
Autor Sebastian Haffner
Editorial Planeta
Año 2006
Páginas 192

''Hoy casi se ha olvidado que Alemania planteó la Primera Guerra Mundial y sobre todo su primera fase como una guerra revolucionaria pero, al hacerlo, se mezclaron dos cosas: la revolución como objetivo bélico y la revolución como instrumento bélico''
Haffner, quien fue uno de los más destacados opositores al régimen nazi antes, durante y después de la II Guerra Mundial, es conocido actualmente por su obra Memorias de un alemán, donde narra sus experiencias bajo el régimen de Hitler. La obra que tratamos en este caso tiene que ver con la I Guerra Mundial, escrita originalmente en 1964 con motivo del 50 aniversario del inicio de la contienda bélica. Varios editores alemanes le encargaron a Haffner que escribiese sobre el tema. No se trata de unas memorias, ya que Haffner por aquél entonces tenía apenas 7 años. Sin embargo, su interés por la historia y la política alemana hizo que durante toda su vida estudiase y reflexionase sobre el pasado inmediato de su país, especialmente desde la época bismarckiana hasta sus días. 
Tras leer Los siete pecados capitales, no dudaría, si fuera profesor de instituto o de universidad de Historia en recomendar esta obra a mis alumnos. Tras cumplirse el año pasado el primer centenario de la Gran Guerra, fueron muchos los libros que se editaron: memorias, ensayos, novelas y manuales que trataban sobre el tema. El libro de Haffner podría parecer, en principio, uno más de todos estos. Sin embargo, no se centra en explicar el desarrollo de la guerra, los motivos, tramas políticas y estrategias bélicas que desde 1914 hasta 1918, sino que se centra en el papel que jugó Alemania en el conjunto de la guerra. Haffner parte de la tesis de que si bien todos los países tenían ánimos de enfrentarse en un escenario bélico desde finales del siglo XIX, Alemania fue la que más decididamente alentó esos ánimos. Para el autor, todo proviene de la idiosincrasia de los alemanes: tras haber conseguido uno de sus objetivos históricos, fundarse en un imperio conjunto, con unas fronteras bien definidas y alcanzar la paz y estabilidad con Otto von Bismarck, resulta que no fue suficiente. En palabras de Haffner, los alemanes buscaban el reconocimiento internacional que creían que se merecían. En el continente europeo, trataron de suplantar a Francia como primera potencia; e internacionalmente, desbancar a Reino Unido como primera potencia marítima y colonial del mundo. A partir de entonces, los alemanes se cegaron, impulsados por sentimientos y no por la lógica geopolítica o histórica. 
Los siete pecados capitales trata de explicar cuáles fueron los errores que cometió Alemania para perder la I Guerra Mundial, dando lugar a un panorama internacional nuevo, que entronca con la II Guerra Mundial y el mundo actual. Haffner critica duramente a sus iguales, pero con un hondo sentido de la responsabilidad y de la coherencia intelectual. A medio camino entre el periodismo bélico y la historia didáctica, esta obra es uno de los mejores resúmenes que se han escrito sobre el tema. 
Esta edición recoge los dos epílogos que Sebastian Haffner hizo, el primero, en 1964, donde pretende enlazar la historia de alemana de principios de siglo con la de la República Federal, mostrándose especialmente agresivo con el devenir de los acontecimientos, el orgullo de los políticos y la división de las dos alemanias. El otro epílogo, escrito en 1981 con motivo de una reedición en alemán, suaviza su perspectiva. Haffner reconoce que muchos de los problemas que los alemanes tenían hacía unas décadas han desaparecido, debido en gran medida a un cambio generacional que ha regenerado la sociedad y política germanas. 

Índice
1. El alejamiento de Bismarck
2. El plan Schlieffen
3. Bélgica y Polonia o la huida de la realidad
4. La guerra submarina sin cuartel
5. El juego de la revolución mundial y la bolchevización de Rusia
6. Brest-Litovsk o la última oportunidad desaprovechada
7. La verdadera puñalada

El expreso de Tokio - Seicho Matsumoto

Título El expreso de Tokio
Autor Seicho Matsumoto
Editorial Libros del Asteroide
Año 2014
Páginas 214

Publicada por primera en Japón en 1957, El expreso de Tokio se convirtió en una de las novelas más famosas y vendidas tras la II Guerra Mundial en el país nipón. La historia comienza con la muerte de un hombre y una mujer en una playa de la isla de Kyushu, al sur del país. A su lado, aparecen botellas de zumo mezclado con cianuro. La policía de la zona, a cargo del veterano detective Jutaro Torigai, piensan que se trata de un clásico escenario de suicidio por motivos amorosos, sin embargo, cuando descubren la identidad del hombre, la investigación da un vuelco. El hombre encontrado muerto en la playa era un importante cargo de un ministerio del gobierno que recientemente había sido investigado por varios casos de corrupción. Su persona era clave para poder inculpar a los 'peces gordos', pero su muerte había paralizado el juicio. Sin pruebas tangibles que apoyasen la idea de que un tercero había asesinado a la pareja, la investigación se cerró al poco tiempo. 
Al cabo de unas semanas, Kiichi Mihara, investigador criminal de la policía de Tokio, decide reabrir el caso. Vuelve al escenario del crimen y tiene una conversación con Torigai, quien le expone todas las dudas que en su momento le asaltaron. Cuando los dos detectives se ponen al día e intercambian puntos de vista, se percatan de que quedan muchos cabos sueltos. A partir de entonces, la historia girará en torno Mihara, quien moverá cielo y tierra para encontrar pruebas que demuestren que no fue un suicidio sino un asesinato con varias personas implicadas. 
La historia de Seicho Matsumoto es un raro híbrido entre lo mejor de la ambientación de la novela japonesa con las influencias de de la novela negra europea, especialmente la inglesa y francesa. A pesar de que al final de la obra el protagonista parece ser el detective Mihara, durante varios capítulos la historia gira en torno a varios personajes, mostrando al lector sus puntos de vista respecto al asesinato. Esta hábil técnica de Matsumoto permite entretejer una historia que no se cierra hasta las últimas páginas, dando pistas al lector, pero nunca las suficientes. Los personajes no se desarrollan tanto como en otras novelas de género, dedicando todo el esfuerzo en organizar matemáticamente datos, cifras y pruebas que a lo largo de la historia van apareciendo. Por raro que parezca, el desenlace es sorprendente, dando la sensación de plenitud a un caso que parecía que nunca iba a cerrarse. Es una de las mejores novelas negras que he leído y que, desde luego, es diferente en contenido y en forma al resto de las habituales.