jueves, 17 de diciembre de 2015

Batman: el regreso del Caballero Oscuro - Frank Miller

Título Batman: el regreso del Caballero Oscuro

Autor Frank Miller, Klaus Janson, Lynn Varley

Editorial Planeta DeAgostini

Año 2006

Páginas 240


Probablemente la mejor obra del mundo del cómic jamás publicada 
 Stephen King


«Si quiero empezar a leer los cómics de Batman, ¿por dónde empiezo?» Esta pregunta es más común de lo que parece en los profanos de la materia. Si tienes suerte de conocer a un experto en el tema, seguramente te recomendará este cómic y no otro.

     Los motivos son varios: para empezar, porque cuando apareció publicado en 1986 supuso una auténtica revolución en la trama y la forma de entender la compleja historia de Batman. Segundo, porque Frank Miller labró buena parte de su merecida fama como dibujante gracias a este cómic; y tercero, porque nos permite seguir el hilo de publicaciones posteriores.

  La historia se encuentra dividida en cuatro libros o apartados. Bruce Wayne es un cincuentón que hace más de una década que se ha retirado de su lucha contra el crimen. Batman no es sino una larga sombra del pasado. Mientras tanto, trata de superar su pasado, pero aparece entonces una banda callejera conocidos como Mutantes. Tratan de amedrentar a la ciudad de Gotham y sembrar el terror. Batman, contra su voluntad, decide plantarles cara una última vez. Asistimos al regreso de un héroe venido a menos. Batman es consciente de ello, se siente viejo, lento y torpe en todos sus movimientos. Los villanos a los que se enfrenta son en la mayoría de los casos superiores, pero gracias a su serenidad e inteligencia consigue sobreponerse a cada golpe encajado. Robin es una chica y Superman aparece en el último momento para echar una mano a su amigo.

   Toda la complejidad psicológica que tradicionalmente ha caracterizado a Batman se ve reflejada en este volumen. En ciertos momentos el lector llega a dudar si realmente Batman lucha contra el crimen o contra sí mismo y sus fantasmas. La autodestrucción como colofón a su carrera está presente, pero quizás lo más interesante y por lo que tanto destacó el cómic en su día es por la fuerte crítica política que subyace a toda la trama. Frank Miller nos presenta una sociedad más corrupta de lo habitual, con un presidente Reagan al que han operado y no es sino un monigote de plástico casi inmortal. Los medios de comunicación tienen un gran peso en la historia, deformando los hechos y presentando a los malos como los buenos. Lo interesante es la respuesta que ante tal situación ofrece Batman. Una respuesta que está abierta a múltiples interpretaciones y que ha generado muchos debates desde su publicación. Personalmente no es de los cómics que más me han interesado, pero es cierto que tras dejar que su lectura repose un tiempo en la mente, la historia se vuelve más elocuente e interesante.