martes, 21 de julio de 2015

Héroes de la Gran Pacificación - Pilar Cabañas Moreno (Grabados de Utagawa Yoshiiku)

Título Héroes de la Gran Pacificación
Autor Pilar Cabañas Moreno (Grabados de Utagawa Yoshiiku)
Editorial Satori
Año 2013
Páginas 269

Este libro recoge los cien grabados sobre guerreros samurái que pintó Utagawa Yoshiiku, de los cuales 82 se conservan en la Biblioteca de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, que llegaron en el siglo XX mediante una compra y posterior donación de un profesor y mecenas que había viajado a EEUU y Japón. El resto de grabados que componen la serie aparecieron hace una década, repartidos en diversos museos y colecciones. 
Utagawa Yoshiiku (1833-1904) realizó estos grabados en Tokio en 1867, basándose en los que anteriormente había realizado su maestro Utagawa Kuniyoshi (1797-1861). La fecha de publicación, en 1867, no es casual. La Restauración Meiji imponía la modernización y apertura de Japón al mundo, aboliendo el feudalismo tradicional propio del periodo Edo. 
Estos cien guerreros samurái representan a los artífices de las innumerables luchas que se libraron en Japón en el siglo XVI, por la reunificación feudal de los diversos clanes y familias, terminando con la batalla de Sekigahara en 1600 donde Tokugawa Ieyasu se impone al clan de los Toyotomi, inaugurando un nuevo periodo político, cultural y social que unificó a Japón durante más de doscientos años. 
Hasta aquí, la parte histórica. En cuanto al estudio realizado en cada grabado, la profesora Pilar Cabañas aporta tanto un resumen histórico y biográfico de cada personaje representado como un comentario artístico relativo a cada dibujo. De los cien guerreros representados, destacan algunos, tanto por su importancia histórica como por la calidad del grabado, como Oda Nobunaga, uno de los protagonistas de todas las guerras de mediados del siglo XVI; Kato Kiyomasa, quien cobró protagonismo en la invasión de Corea de finales del siglo XVI; Takayama Ukon, quien por influencia de su padre fue un firme defensor del cristianismo, librando una batalla personal contra otros clanes que persiguieron a la nueva religión; Toyotomi Hideyoshi, quien cierra la serie de grabados, destacó como uno de los vasallos más fieles de Nobunaga, luchando contra Tokugawa, contra quien perdió, y con él todos sus terrenos. 
En resumen, se trata de un libro que no es apto para un lector casual, ni tampoco un lector medio. Es más bien un manual universitario para estudiantes de arte interesados en las estampas y grabados japoneses o aquellos interesados por la temática samurái o la historia asiática. El libro es preciso y riguroso, ya que incorpora en sus descripciones decenas de palabras japonesas que se utilizan para describir elementos muy técnicos del ropaje, equipación militar u objetos representados. A pesar de que al final del libro se incorpora un apéndice con la explicación detallada de todos y cada uno de estos términos, la lectura en muchos casos se hace tediosa. Una gran labor editorial al publicar un libro de esta naturaleza, pero me temo que no encontrará un público muy numeroso, pero sí agradecido