sábado, 16 de mayo de 2015

El mundo de Rocannon - Ursula K. Le Guin

Título El mundo de Rocannon
Autor Ursula K. Le Guin
Editorial Clásicos Nebulae - Edhasa
Año 1989
Páginas 188









''Un centenar de mundos habían sido entrenados y armados, y otros mil estaban siendo instruidos sobre os usos del acero, de la rueda, del tractor y del reactor. Pero Rocannon, el experto en especies inteligentes, cuyo oficio era aprender, no enseñar, y que había vivido en unos cuantos mundos atrasados, dudaba de la sabiduría de confiarlo todo a las armas y al uso de las máquinas.''
El mundo de Rocannon es la primera novela de la afamada escritora estadounidense de Ciencia Ficción Ursula K. Le Guin, publicada en 1966. El argumento es el que sigue: Rocannon, el protagonista, es un importante antropólogo y etnógrafo que trabaja para la Liga de los Mundos, una especie de comité interestelar que agrupa a miles de planetas, galaxias y razas con el objetivo de mantener la paz. El trabajo de Rocannon es estudiar, analizar e inscribir en las bases de datos a las nuevas razas con que se va topando en sus viajes interplanetarios. En uno de esos viajes, acaba siendo atacado por una raza en particular ubicada en un gran planeta. Junto con sus compañeros decidirá emprender un viaje para localizarlos y acabar con ellos. 
La historia está encauzada de tal modo que el protagonista podría asemejarse al Ulises de Homero, hombre que lucha contra su destino, que tiene una meta y un trayecto que seguir, a través del cual se aparecen cierta clase de peligros que superar. A pesar de ello, se nota que es la primera de las novelas de Le Guin, cometiendo, a mi juicio, uno de los peores pecados de un escritor en general, y en particular de Ciencia Ficción, que no es otro que el hecho de incluir especialmente al principio de la novela una cantidad abrumadora de datos, nombres y términos que no tienen que ver directamente con la historia central, únicamente con el fin de dar cierta seguridad y credibilidad al universo que está a punto de introducirnos, y que nosotros, inocentes lectores, tenemos que colaborar en creernos lo que nos va a contar. 
No se trata de la mejor novela de Ciencia Ficción, ni siquiera de la escritora, pero es más que aceptable. No se la recomendaría a quien viene de paso por el género de Ciencia Ficción, pero sí para aquel que tiene intención de quedarse una temporada.