martes, 26 de mayo de 2015

BAKUMAN (バクマン。) - Tsugumi Ōba (guión) y Takeshi Obata (dibujo)

Título BAKUMAN (バクマン。)
Autor Tsugumi Ōba (guión) y Takeshi Obata (dibujo)
Editorial NORMA
Año 2008-2012
Páginas 4.000 (20 tomos, unas 200 páginas cada uno)

Estos mangakas se hicieron famosos mundialmente por haber creado una de las series más significativas de la última década, Death Note. Años después se juntaron y dieron a luz otra de sus historias atípicas, asentando un estilo muy particular de dibujar y entender el manga. 
BAKUMAN cuenta la historia de dos chicos que se conocen en el instituto, Mashiro Moritaka o 'Saiko', dibujante, y Akito Takagi o 'Shuujin', guionista, que deciden con 14 años no seguir los cánones impuestos por la sociedad nipona, abandonando la idea de ir a la universidad y ser unos 'trabajadores modelo'. Su pasión por los mangas hace que desde el mismo momento en que conocen decidan crear historias y publicarlas en una de las revistas de mayor prestigio a nivel mundial, la 'Shonen Jump', bajo el seudónimo de Ashirogi Muto. Desde entonces, la trama sigue la evolución personal y profesional de estos dos jóvenes y su sueño de convertirse en unos de los autores más representativos del manga en todo Japón. Sobre esta idea principal, se van desarrollando tramas paralelas, como su infinita lucha contra otro de los mayores mangaka del momento, Eiji Nizuma, cuya relación oscila entre el respeto y la rivalidad. Entre tanto, Saiko se enamora de Miho Azuki, compañera de instituto y que quiere dedicarse a doblar a personajes de anime. Ambos deciden comenzar su relación y casarse cuando cumplan un sueño muy particular, que Miho ponga voz a la protagonista femenina de una serie de los dos mangaka cuando ésta alcance el prestigio suficiente. 
Hasta aquí la trama principal del manga. A lo largo de sus 20 tomos aparecen múltiples historias internas protagonizadas por decenas de personajes muy bien definidos, que llegan a protagonizar varios de sus capítulos. La historia creada por Ōba y Obata es como esas películas con el extraño género de 'cine dentro del cine' (Cinema Paradiso, por ejemplo). No hace falta ser un gran lector de mangas para darse cuenta de que los dos protagonistas, Saiko y Shuujin son los 'alter ego' de Ōba y Obata, y que en cierta medida cuentan su propia historia como mangakas. La oscura biografía de estos dos autores, de los que apenas se sabe nada y no existe ninguna fotografía real de ninguno, ha hecho que la gente busque meticulosamente pistas en los numerosos detalles que BAKUMAN va dando a cada momento. Pero, más allá de que los autores de BAKUMAN se hayan divertido con los lectores contando su biografía a caballo entre la realidad y la ficción, se trata de una historia que desgrana el funcionamiento de la publicación y las editoriales por dentro. Se describe con todo detalle el proceso de creación de un manga, desde que el autor o autores se ponen de acuerdo en qué contar, pasando por la creación de los 'storyboards', el envío a la editorial, la negociación con el editor que te representa al funcionamiento de las encuestas, listas de popularidad y la continuidad en la revista. Se trata, más allá de un manga de entretenimiento, de un auténtico manual de uso para los que desean convertirse en dibujantes de cómic o manga, con consejos prácticos y rutinas que deben seguir los autores. 
El final de la historia, sin pretender destriparla, es magnífico. Leída de corrido, se puede comprobar como la historia es circular, terminando como se comienza, haciendo del guión una auténtica obra de arte por la complejidad que tiene sacar tantas historias de una sola para que al final todo quede atado tal y como empezó. 




Ojalá se vuelvan a juntar Ōba y Obata para darnos otra magnífica historia que sólo ellos son capaces de crear.