jueves, 24 de diciembre de 2015

Entrevista a Natalio Grueso, autor de «Woody Allen, el último genio»




Natalio Grueso ha sido director del centro Niemeyer desde la Fundación del Premio Príncipe de Asturias y gestor de Artes Escénicas del Ayuntamiento de Madrid. Asesor y cooperador con diversos organismos internacionales (Comisión Europea, Naciones Unidas, Eurostat)  para la creación de proyectos comerciales y culturales en el extranjero, ha dedicado buena parte de su carrera profesional a la difusión del teatro y la gestación de proyector culturales de diversa índole. Desde hace más de una década, especialmente tras conseguir traer a Woody Allen de visita a España después de ganar el Premio Príncipe de Asturias en 2002, su amistad con el director neoyorquino se ha visto reforzada. Desde entonces, la presencia de Woody Allen en nuestro país ha ido incrementándose, y gran parte de ese mérito de lo debemos a Natalio Grueso.




1.-  Se han escrito muchas biografías sobre Woody Allen, ¿Qué tiene de especial Woody Allen, el último genio?

Este es un libro muy personal, escrito desde la perspectiva que da el privilegio de conocer a Woody Allen desde hace dos décadas. Se trata de una visión diferente, personal y cómplice, sobre la persona y sobre el artista, sobre su trabajo y su forma de ser.


2.- ¿Woody Allen ha leído su obra? En caso afirmativo, ¿Qué opina?

No, él nunca lee nada de lo que se publica sobre él, ni críticas de sus películas, ni libros. Nada. Lo que sí me ha dicho con su habitual sentido del humor es que, ya puestos, mejor que quien escriba sobre ti sea un amigo que un enemigo.


3.-  La primera vez que viste a Woody Allen fue en pantalla en la película Manhattan, ¿llegaste a pensar que años después conocerías a ese hombre en persona?

La verdad es que no, ese ha sido uno de esos maravillosos regalos que a veces te hace la vida. De algún modo me he sentido muy cercano a los personajes de La rosa púrpura de El Cairo, en la que el actor traspasa la pantalla y se adentra en tu vida.


4.-  A lo largo del libro destacas el inconformismo vital del cineasta, ¿crees que es eso lo que motiva a Woody a seguir haciendo películas todos los años?

Sin duda es una de las razones principales, pero él mismo dice que hace películas para evadirse, para no pensar en el sin sentido de la vida, para huir de los problemas del día a día y de las grandes preguntas para las que no tenemos respuesta, por qué envejecer, por qué morir.



5.-  Desde joven Woody Allen ha reconocido la influencia que la cultura europea ejerce sobre él, ¿hasta qué punto crees que ha sido determinante en su carrera cinematográfica? 

Ha sido decisiva, de hecho creo que no se puede entender la obra de Allen sin la cultura y el cine europeos. Su cine bebe de las mismas fuentes de las que nacieron las películas de Buñuel, de Fellini o de Truffaut, de Bergman o de Antonioni. Europa es la clave de bóveda que soporta toda la estructura de su obra artística.


6.-  En cierto momento señalas lo complicado que es entrar en el círculo de amistades de Woody Allen, ¿crees que el hecho de tener amistad con el cineasta te ha ayudado a escribir una biografía hasta ahora inexistente? 

Este libro hubiera sido imposible de escribir sin la experiencia compartida durante dos décadas. No se trata de una biografía al uso, ni de una conversación, ni de un ensayo profundo, pero al tiempo pretende ser todas esas cosas a la vez. Es un libro muy personal, muy cercano.


7.-  ¿Cómo describirías la relación de Woody Allen con España?

Es una relación entrañable, Allen adora España. Viaja a nuestro país siempre que puede, no sólo por motivos de trabajo, sino incluso de vacaciones, por el simple placer de pasar unos días aquí. No desvelo con ello ningún secreto, porque él lo ha afirmado en público en numerosas ocasiones. Yo creo que es uno de los mejores embajadores que tiene nuestro país.


8.-  ¿Qué es lo más importante que has aprendido después de tantos años de amistad con Woody Allen?

La constancia, la paciencia, la capacidad de superación, de independencia. Hacer honestamente el trabajo que crees que debes hacer en cada momento, sin hacer caso de lo que digan los demás por intereses diversos. Y después la educación y la generosidad. Lo otro que podría haber aprendido, que es el talento, desgraciadamente ni se hereda ni se contagia...


jueves, 17 de diciembre de 2015

Batman: el regreso del Caballero Oscuro - Frank Miller

Título Batman: el regreso del Caballero Oscuro

Autor Frank Miller, Klaus Janson, Lynn Varley

Editorial Planeta DeAgostini

Año 2006

Páginas 240


Probablemente la mejor obra del mundo del cómic jamás publicada 
 Stephen King


«Si quiero empezar a leer los cómics de Batman, ¿por dónde empiezo?» Esta pregunta es más común de lo que parece en los profanos de la materia. Si tienes suerte de conocer a un experto en el tema, seguramente te recomendará este cómic y no otro.

     Los motivos son varios: para empezar, porque cuando apareció publicado en 1986 supuso una auténtica revolución en la trama y la forma de entender la compleja historia de Batman. Segundo, porque Frank Miller labró buena parte de su merecida fama como dibujante gracias a este cómic; y tercero, porque nos permite seguir el hilo de publicaciones posteriores.

  La historia se encuentra dividida en cuatro libros o apartados. Bruce Wayne es un cincuentón que hace más de una década que se ha retirado de su lucha contra el crimen. Batman no es sino una larga sombra del pasado. Mientras tanto, trata de superar su pasado, pero aparece entonces una banda callejera conocidos como Mutantes. Tratan de amedrentar a la ciudad de Gotham y sembrar el terror. Batman, contra su voluntad, decide plantarles cara una última vez. Asistimos al regreso de un héroe venido a menos. Batman es consciente de ello, se siente viejo, lento y torpe en todos sus movimientos. Los villanos a los que se enfrenta son en la mayoría de los casos superiores, pero gracias a su serenidad e inteligencia consigue sobreponerse a cada golpe encajado. Robin es una chica y Superman aparece en el último momento para echar una mano a su amigo.

   Toda la complejidad psicológica que tradicionalmente ha caracterizado a Batman se ve reflejada en este volumen. En ciertos momentos el lector llega a dudar si realmente Batman lucha contra el crimen o contra sí mismo y sus fantasmas. La autodestrucción como colofón a su carrera está presente, pero quizás lo más interesante y por lo que tanto destacó el cómic en su día es por la fuerte crítica política que subyace a toda la trama. Frank Miller nos presenta una sociedad más corrupta de lo habitual, con un presidente Reagan al que han operado y no es sino un monigote de plástico casi inmortal. Los medios de comunicación tienen un gran peso en la historia, deformando los hechos y presentando a los malos como los buenos. Lo interesante es la respuesta que ante tal situación ofrece Batman. Una respuesta que está abierta a múltiples interpretaciones y que ha generado muchos debates desde su publicación. Personalmente no es de los cómics que más me han interesado, pero es cierto que tras dejar que su lectura repose un tiempo en la mente, la historia se vuelve más elocuente e interesante. 




lunes, 14 de diciembre de 2015

Woody Allen, el último genio - Natalio Grueso

Título Woody Allen, el último genio

Autor Natalio Grueso

Editorial Plaza y Janés

Año 2015

Páginas 266



El pasado 1 de diciembre Allan Stewart Königsberg (más conocido por su nombre artístico Woody Allen) cumplió 80 años. Son pocos los creadores y artistas que a esa edad siguen al pie del cañón, tan pocos que podrían contarse con los dedos de ambas manos. Todo ello son méritos suficientes para hablar de la vida, las manías, influencias y trayectoria de uno de los mayores cineastas de todo el siglo XX y principios del XXI.

     Natalio Grueso, escritor (cuya obra La soledad ha sido bien recibida por la crítica el pasado año) y gestor cultural, nos obsequia con la biografía de uno de sus más apreciados amigos. Su relación personal con el cineasta neoyorkino se remonta varias décadas atrás, pero su admiración venía de lejos: «Manhattan, esa era la película, y esa fue la primera que lo vi. Un tipo delgaducho, con grandes gafas de pasta, tímido y neurótico, pero con un talento y un sentido del humor tan extraordinarios que, al final, era él quien se llevaba a la chica».

     El libro tiene tres intenciones distintas. Por una parte, destacar la figura de Woody Allen como genio indiscutible de la cultura occidental, no solo cinematográfica, sino que busca ampliar el espectro de la imagen típica que la mayoría de las personas tienen sobre su persona, destacando sus aportaciones musicales, literarias e incluso filosóficas. La segunda idea presente viene de la mano de la relación personal que Natalio Grueso ha establecido con Woody Allen estos últimos años, de tal modo que el lector podrá conocer de primera mano una serie de anécdotas, curiosidades, manías, opiniones y pensamientos del gran Allen. La tercera, y quizás la más interesante en cuanto aportación cultural, viene por el interés que Natalio tiene en remarcar la amplitud de conocimientos y la vasta influencia que Woody Allen ha ejercido en ámbitos distintos del cine.

Woody Allen y Natalio Grueso

     Asistimos por tanto a un libro que se lee con gusto, donde el estilo es amable y conciso. Se aleja de los soliloquios y las interpretaciones sesudas que proliferan en la mayoría de las biografías de los cineastas. Woody Allen al desnudo: desde sus inicios en el mundo cómico tremendamente influenciado por el cine de Groucho Marx, Charles Chaplin o las actuaciones de Bob Hope, hasta sus primeros guiones cinematográficos que le permitieron acceder al mundo del cine como director y guionista con ¿Qué tal, Pussycat?. Natalio Grueso va desplegando la vida del artista a lo largo de las páginas mediante las películas más representativas de su carrera, señalando cuando es preciso las influencias pertinentes. En el cine, Buñuel, Chaplin, Groucho, Fellini, Welles, Kurosawa, Renoir, Vittorio de Sica, Truffaut, Kubrick o Bergman. En la literatura, una especial atención a las mejores obras de la tradición rusa, destacando Fiódor Dostoyevki y Lev Tolstoi. La música, siempre presente en las películas de Allen como parte fundamental de la trama, representa la primera distinción respecto al cine de Ingmar Bergman, con quien habitualmente se suele asociar; destaca la influencia de Artie Shaw, Benny Goodman, Edgar Varèse, Erik Satie, Jachaturián o Hassler, pero también de clásicos como Mozart, Bach y Beethoven. En resumen: «La obra de Woody Allen no se puede entender sin tener en cuenta la decisiva influencia que la cultura y el cine europeos han ejercido sobre su trabajo. [...] Y es, posiblemente, el último de los grandes artesanos del cine, artistas que escribían el guión, lo dirigían, lo interpretaban e incluso les sobraba tiempo para asegurarse de que la producción quedara completamente bajo su control».


Discurso de Woody Allen en la entrega del 
Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2002


     Woody Allen, el último genio
 es un libro destinado a los seguidores del director, a todos aquellos que desde hace décadas acuden a su cita anual con la esperanza de encontrar una nueva obra maestra, pero también está escrito para todos aquellos que apenas conozcan nada de su obra. Natalio Grueso ha cuidado los detalles en las descripciones y los destripamientos de sus mejores obras, dando al lector una pizca que incita a querer conocer más, a ver todas y cada una de sus películas e imbuirse en el personal y único mundo de Woody.  

     Al final del libro podemos leer algunas valoraciones de personas que han tratado con el director neoyorkino. Al habla, José Luis Garci:

     «Woody Allen está a la altura de los grandes genios del cine. Tiene esa estatura. Es un cruce entre Chaplin y Bergman. Tiene lo mejor de Chaplin, el humor, la ironía, esa comicidad que te hace sonreír agridulcemente. Pero también tiene la profundidad de Bergman. Él sí es uno de los grandes genios del cine, es un clásico». 

¡Feliz cumpleaños, Mr. Allen! 

sábado, 5 de diciembre de 2015

Nos mienten - Eduardo Vaquerizo

Título Nos mienten

Autor Eduardo Vaquerizo

Editorial Fantascy

Año 2015

Páginas 352


Ha sido común en España escuchar la retahíla durante muchos años de que nuestros autores eran incapaces de escribir Ciencia Ficción. Si bien es cierto que los anglosajones han demostrado tener una habilidad especial explorando estos géneros, los escritores españoles están haciendo méritos suficientes para entrar en tan renombrado elenco. Eduardo Vaquerizo es uno de ellos. En los últimos años ha explorado los mundos de la fantasía, el terror y el steampunk. Nos mienten es un paso más en su carrera literaria, derivando hacia la distopía.

     La historia transcurre en un Madrid no muy lejano en el tiempo, tal vez a finales del siglo XXI. Los gobiernos democráticos han desaparecido en una Europa irreconocible. Las empresas y grandes compañías, dirigidas por unas pocas familias multimillonarias en todo el mundo, son los nuevos dueños de la sociedad. Nora, la protagonista de esta novela, es una polizo o guardaespaldas que trabaja para los Ramoneda, una de las principales familias españolas. Su misión es proteger a Ernesto, primogénito del clan. Este es el inicio de una trama que se caracteriza por envolver al lector en una suerte de mezcolanza de Ciencia Ficción y realismo proyectista.  

     Decir más de esta novela supone destripar innecesariamente una historia que se va alimentando capítulo tras capítulo hasta definir una sociedad que nos es ajena y a la vez cercana. Este efecto, seguramente uno de los más interesantes de Nos mienten, se logra mediante la ubicación geográfica de la historia en Madrid y alrededores, donde se despliega la acción. El otro punto interesante es la ambientación y el contexto de la misma. Las descripciones sociopolíticas cobran especial relevancia no sólo para comprender la historia sino que nos narran el futuro más inmediato de nuestro porvenir. Se logra, por tanto, empatizar con ciertos elementos tecnológicos o comportamientos que la sociedad posmodernista parece estar poniendo en alza los últimos años.


     Nos mienten es una novela cuya trama supera a la misma obra. Lejos de desmerecer las aventuras de nuestra protagonista Nora, las reflexiones implícitas que visten el libro nos hablan de nuestro presente. Se trata de una crítica sutil y acertada del momento que vivimos que nos anticipa uno los posibles futuros que nos aguardan. Los buenos libros siempre han sido una excusa para hablar de nosotros mismos, de nuestro día a día. Este es uno de ellos. 

lunes, 30 de noviembre de 2015

Lo que queda de Auschwitz - Giorgio Agamben

Título Lo que queda de Auschwitz. El archivo y el testigo. Homo Sacer III

Autor Giorgio Agamben

Editorial Pre-Textos

Año 2000

Páginas 196


¿Cuántos libros sobre la II Guerra Mundial y los Campos de Exterminio nazis conocéis? Todos los meses hay alguna novedad, ya sea en forma de narrativa o ensayo. Parece un saco sin fondo sobre el que los escritores recurren sin orden ni concierto bajo el mantra de las ventas seguras. 

Pero, ¿realmente queda algo por decir sobre el tema que no conozcamos? Giorgio Agamben se preguntó lo mismo y el resultado es este libro que pretende marcar sentencia a la vez que rescata la voz de los verdaderos testigos del Holocausto, los conocidos como «musulmanes». La tesis que maneja es la siguiente: lo que ocurrió en los Campos de Exterminio fue algo tan inusual y extremo que su misma interpretación se nos antoja extraña, ajena a la lógica y la razón. Este es el motor que ha impulsado tras el final de la II Guerra Mundial infinitas interpretaciones, estudios y obras que de una manera u otra han intentado comprender la magnitud y alcance de lo sucedido. Sin embargo, todas ellas chocan de frente con el mismo hecho histórico que las valida, «los testigos perfectos». G. Agamben recoge los principales testimonios que se han conservado de presos, especialmente de Auschwitz, criticándolos con especial atención, analizando lo que dicen y lo que deliberadamente omiten, interpretando los motivos últimos de sus palabras como único medio para comprender la tragedia del Exterminio. 

La obra se divide en cuatro capítulos: el I) El Testigo rastrea las múltiples vías por las que podemos conocer Auschwitz y la validez de su testimonio. Ya en este primer capítulo el lector comprueba el método que G. Agamben empleará en el resto del libro: mediante una serie citas de obras de otros autores (con especial importancia a la de Primo Levi) critica sus presupuestos morales y la lógica interna de los mismos. 

En II) El Musulmán aborda la paradoja del «testigo integral» de la Shoah (שואה). El verdadero testigo de lo sucedido no es aquel que interno en un Campo de Exterminio sobrevive y cuenta lo recordado, sino el de aquellos que han sido llevados al límite biológico. Mediante una serie de castigos corporales y psicológicos específicos, los guardianes de los campos crearon una serie de pelotones que apartaban del resto de prisioneros. Tras un tiempo determinado, todos ellos anulaban sus respuestas corporales a cualquier tipo de estímulo. El resultado, según palabras de aquellos que los observaban, era el de unos cadáveres apenas capaces de moverse, restregados por el suelo, tiritando de frío y sufriendo continuos espasmos corporales. Vistos desde lejos, parecían musulmanes orando. Sin embargo, la mayoría de ellos acabaron muriendo y muy pocos llegaron a sobrevivir. Ellos son, «los musulmanes» los «testigos integrales, perfectos, de la Shoah. Su relato es el único válido que debemos tomar para comprender lo sucedido». Agamben se da cuenta del problema que implica tal afirmación, ya que genera la paradoja de que el único testimonio válido es el de aquellos que no son capaces de testimoniar lo sucedido.

En III) La vergüenza, o del sujeto traslada todo lo dicho anteriormente a un plano mucho más teórico. Basándose en la tradición humanista occidental, trata de comprender la singularidad de la vergüenza que sufren aquellos que sobrevivieron a la muerte en los campos, cómo se origina, cuál es su explicación y cómo podemos dar un paso adelante para avanzar en la comprensión del sujeto de estudio.

Finalmente, en IV) El archivo y el testimonio se basa en la obra de Michel Foucault (especialmente en La vida de los hombres infames) para anular la paradoja anteriormente propuesta. Para ello recoge el testimonio de unos pocos musulmanes que sobrevivieron para relatar sus recuerdos. En principio esto anularía la propia paradoja, pero Agamben lo utiliza no para dar validez a sus testimonios sino para demostrar que su palabra es un paso adelante hacia una re-humanización. 

Estamos ante una obra de difícil comprensión. Quien quiera conocer por primera vez algo relativo a la problemática de los Campos de Exterminio este no sería un libro aconsejable, ya que se manejan conceptos dados por supuestos y exigen al lector cierto conocimiento histórico-filosófico y de contexto sobre el problema referido. Para aquellos que ya se hayan sumergido en este complicado mundo, Lo que queda de Auschwitz supondrá un nuevo aporte teórico fundamental, válido también para cualquier clase de genocidio de los que se han conocido. 

jueves, 12 de noviembre de 2015

En las cimas de la desesperación - E. M. Cioran

Título En las cimas de la desesperación

Autor E. M. Cioran

Editorial TusQuets

Año 2003

Páginas 208




Escrito en 1936 bajo los efectos del insomnio, Cioran reconoce en la introducción que de no haberlo escrito se hubiera suicidado. Así de rotundo de muestra el filósofo y pensador rumano, una característica que acompaña a los muchos capítulos de su primera obra En las cimas de la desesperación, a caballo entre el aforismo y la reflexión. Todos los temas tratados en esta obra reflexionan sobre las características propias de lo humano y su relación con lo infinito.

Una primera lectura podría dejarnos la sensación de que se trata de un libro tremendamente pesimista, donde Cioran vierte sobre las páginas tal cantidad de pensamientos negativos en cierto momento de la lectura se pueden perder las ganas de seguir leyendo. Sin embargo, una lectura más atenta deja entrever un grito profundo que lucha por imponerse a la aparente oscuridad, donde el autor defiende la vida sin anclajes, ataduras o imposiciones morales. Vivir sin complejos, vivir el ahora y nunca pensar en el futuro, puesto que no existe. La reflexión profunda sobre la vida, sobre la existencia de nosotros mismos, ha de provocar inexorablemente en todos los casos un vacío profundo que siempre acaba chocando ante la única certeza absoluta: la muerte. Frente a dicho muro que toda persona se enfrenta, no queda sino la anulación de todas las normas y reglas.

Algunos capítulos, como «El hombre, animal insomne», merecen especial atención:


«Alguien ha dicho que el sueño equivale a la esperanza: intuición admirable de la importancia tremenda del sueño —como asimismo del insomnio. Este representa una realidad tan colosal que me pregunto si el ser humano no sería un animal incapacitado para el sueño. ¿Por qué calificarlo de animal razonable cuando se puede encontrar en ciertos animales tanta razón como se quiera? Por el contrario, no existe en toda la naturaleza otro animal que desee dormir sin lograrlo. El sueño hace olvidar el drama de la vida, sus complicaciones, sus obsesiones; cada despertar es un nuevo comienzo y una nueva esperanza. La vida conserva así una agradable discontinuidad, que da la impresión de una regeneración permanente. Los insomnios engendran, por el contrario, el sentimiento de la agonía, una tristeza incurable, la desesperación. Para el ser humano que goza de buena salud —es decir, el animal—, es inútil interrogarse sobre el insomnio: él ignora la existencia de individuos que lo darían todo por adormecerse, seres obsesos de la cama que sacrificarían un reino por volver a hallar la inconsciencia que la terrorífica lucidez de las vigilias les ha brutalmente arrebatado. El vínculo que existe entre el insomnio y la desesperación es indisoluble. Pienso incluso que la pérdida total de la esperanza es inconcebible sin la colaboración del insomnio. La única diferencia existente entre el paraíso y el infierno es que en el primero se puede dormir todo lo que se quiera, mientras que en el segundo no se duerme nunca».

Personalmente, ha sido una verdadera sorpresa encontrarme al otro Cioran del que tampoco hablan sus críticos: alguien que defiende la vida como único medio para evitar la locura. 


viernes, 6 de noviembre de 2015

Biografía del Universo - John Gribbin

Título Biografía del Universo

Autor John Gribbin

Editorial Crítica

Año 2007

Páginas 306



¡Qué difíciles son de explicar algunas cosas! Eso debió de pensar el astrofísico John Gribbin, quien desde hace más de una década abandonó su carrera académica para dedicarse a difundir los últimos conocimientos científicos. Tras varios libros escritos que pretendían aclarar algunos puntos concretos de la astrofísica más moderna, Biografía del Universo se plantea como un resumen de todos ellos; una puesta a punto, lo más clara y ordenada posible, de los últimos hallazgos y teorías que los científicos están manejando para tratar de comprender mejor todo lo que nos rodea. 

El libro se estructura en diez capítulos, cada uno comenzando con una pregunta que trata de ser respondida al final. Organizado de modo cronológico, el contenido empieza, como no podía ser de otra manera, explicando cómo sabemos lo que sabemos sobre el origen del universo, los primeros instantes de la existencia. Una segunda parte temática acota el espacio en nuestra Galaxia Vía Láctea, el Sistema Solar y el origen de nuestro planeta Tierra, desembocando en diversas explicaciones sobre las teorías del origen de la vida en general y en nuestro planeta en particular. Para acabar, plantea los diversos finales que se cree que podría tener nuestro Universo.

John Gribbin hace alarde de buena divulgación desde el principio del libro. Sus explicaciones suelen recurrir a comparaciones para, mediante los símiles, asumir ciertos problemas abstractos, a veces fundamentados en la lógica y otras en las matemáticas. Sin embargo, es un libro que requiere para la mayor parte del público tiempo para asimilar algunos conceptos, teniendo que releer varias veces los mismos párrafos. A este natural problema (tratándose de un ensayo de astrofísica), se une otro muy distinto: la traducción manejada tiene algunas partes ciertamente oscuras, donde se ve claramente que no es un problema del autor que no se sepa explicar, sino que el traductor/a no ha sabido dar con las palabras adecuadas, creando unos pasajes algo «oscuros».

Entrando en detalle, cabe destacar el protagonismo que John Gribbin concede a la física de partículas por encima del resto de disciplinas. Mediante unas breves pero completas descripciones elementales de cómo funciona la materia a nivel atómico, se sirve para explicar el origen del Universo, el desarrollo y expansión del mismo, la creación e interacción de la materia, el surgimiento de la vida o el final de todo pasados varias decenas de miles de millones de años. 

Un libro que recomendamos a quien quiera acercase por primera vez al mundo de la física, la biología y la astronomía. Sin embargo, debido al rápido avance científico, para aquellos que estén al día de la actualidad, Biografía del Universo puede quedarse algo desactualizado (muchas de las cosas que plantea como posibles en 2007 han sido demostradas en la actualidad). A pesar de ello, seguramente disfrute con su lectura. 

sábado, 24 de octubre de 2015

El barón rampante - Italo Calvino

Título El barón rampante

Autor Italo Calvino

Editorial Siruela

Año 2015

Páginas 248

Publicada originalmente en 1957, El barón rampante es la segunda obra de la trilogía Nuestros antepasados, junto con las novelas El vizconde demediado (1952) y El caballero inexistente (1959); sin embargo, pueden leerse libremente y en el orden que cada uno quiera.

Calvino reflexiona en esta obra sobre el concepto de obediencia a la norma preestablecida y al conformismo social. La lucha por la libertad individual se ve expresada por el rechazo al mundo del protagonista del libro, Cosimo Piovasco de Rondó. Un buen día, harto del ambiente opresivo que vivía en su familia Cosimo, decide subirse a los árboles con tal de escapar a un lugar más tranquilo. Tal es la sorpresa del resto de familiares cuando su hijo afirma que ha decidido no volver a pisar tierra. 

A partir de entonces, todo cambia en el universo de Cosimo. Tiene que buscarse nuevos amigos, nuevos entretenimientos con que sufrir las agotadoras horas en soledad sobre las copas de los árboles. En el otro lado, su familia observa con preocupación el nuevo entretenimiento de su hijo, manteniendo la vana esperanza de que un buen día espabilará y todo volverá a ser como antes. La novela se encamina entonces en una sucesión de aventuras protagonizadas por Cosimo, observando a su padre El Barón Arminio, a su tío y sus oscuros planes que trama en las cercanías de los pueblos de provincia, su hermano Baggio y hermana Battista, la joven chica que vive en la finca aledaña,Viola, hija de una familia históricamente enfrentada a los Rondó... Todo ello junto a su más fiel amigo del que nunca se separará, el perro Óptimo Máximo. 

Sin querer revelar nada más de la trama, cabe destacar una extraña cualidad del libro: El barón rampante puede leerse como novela de aventuras por los más jóvenes, como entretenimiento y diversión por los adolescentes, pero también como una profunda reflexión sobre la libertad y la juventud por los más mayores. Algunos momentos, especialmente al final del libro, son realmente emotivos, cuando Calvino explora las consecuencias de la tragedia humana. 

Uno de los libros más bonitos, sencillos y realmente profundos que he tenido la suerte de leer en mucho tiempo. Una delicia que la Literatura debe celebrar. 

miércoles, 21 de octubre de 2015

Ajuar funerario - Fernando Iwasaki

Título Ajuar funerario

Autor Fernando Iwasaki

Editorial Páginas de Espuma

Año 2009

Páginas 144


Ajuar funerario son un conjunto de microrrelatos escritos desde el homenaje y la memoria. Homenaje, porque el estilo recuerda, en la mayoría de los cuentos, a Edgar Allan Poe, H.P. Lovecraft o E. T. A. Hoffmann. Memoria, porque es lo que realmente son; Fernando Iwasaki aclara al final del libro que, a pesar de los enconados intentos por parte de los lectores críticos de su obra por intentar relacionarlo con una serie de influencias o estilos que, por supuesto, él no niega, remarca el aspecto familiar en la inspiración de los relatos. 

Cuando era pequeño, vivía con su abuelita, como acostumbra a llamar en la mayoría de los cuentos, quien le inspiró una visión horrible y algo trágica del mundo. En una mente imaginativa e inquieta como la suya, tuvo que ser un caldo de cultivo de historias de terror que han ido fraguando a lo largo de los años en este libro. Con apenas unas líneas, pretende despertar un escalofrío que recorra nuestro cuerpo, manteniendo la tensión argumental hasta la última línea y haciendo un relato completo. 

Los libros de cuentos tienen la extraña manía en los lectores de crear una rápida selección de favoritos, destacando a título personal El cuento de los huéspedes, Los yernos, Peter Pan o Aullidos. La temática es tremendamente variada: desde historias alegóricas de la bibliofilia, pasando por temática tecnológica, monstruos, miedos propios de la niñez, clásicos de la literatura universal, vampiros y monstruos de corte clásico, hasta los más comunes localizados en entornos rurales en ámbitos familiares, con cierto regusto a ficción biográfica. 

Fernando Iwasaki consigue con estos relatos no sólo estremecernos, sino animarnos a explorar nuestros propios miedos, a preguntarnos sobre la naturaleza de lo desconocido y la influencia que ha ejercido en nuestras vidas. 

martes, 20 de octubre de 2015

MI6.Historia de La Firma: los Servicios Secretos – Eric Frattini

Título MI6. Historia de La Firma: los Servicios Secretos

Autor Eric Frattini

Editorial EDAF

Año 2007

Páginas 314

Al más puro estilo periodístico, Eric Frattini desgrana en este libro toda la información que ha llegado a recopilar durante años de investigación de uno de los Servicios de Inteligencia más importantes del mundo. A la mayoría de las personas les suenan las siglas CIA o FBI estadounidenses, pero la mayoría desconoce la existencia del MI6 (también conocida como 'La Firma'), el departamento de inteligencia del Imperio Británico que lleva operando en todo el planeta desde hace más de un siglo.

Desde que el escritor Ian Fleming crease a uno de los personajes más carismáticos de la Guerra Fría, James Bond, a imagen y semejanza de un espía británico del MI6, se ha especulado sobre la estructura y alcance de esta organización que siempre se ha mantenido en las sombras. Eric Frattini elige un formato distinto para hablar sobre La Firma, a modo de pregunta y respuesta, divide los capítulos, empezando desde los Orígenes, un repaso de todos y cada uno de los C del MI6 (Directores Generales del Servicio de Inteligencia Británico), un recopilatorio de los principales traidores y agentes dobles, las operaciones de espionaje más relevantes y un esquema pormenorizado de las tareas y funciones de cada uno de los departamentos internos del MI6. 

Se trata de un libro que se lee con asombro, gracias a la gran cantidad de datos e información proporcionados, pero el formato elegido, si bien es ligero y ameno, produce cierta ansiedad: la información parece no asentarse correctamente, dispersándose en una gran cantidad de datos a veces no del todo claros. Seguramente el libro podría cambiar de formato y renovarse dentro de unos años. Hasta la fecha, que yo sepa, no existe ningún otro libro tan exhaustivo que explique y reproduzca la verdadera historia del MI6, con todas sus luces y sombras, su importancia histórica en la mayoría de los conflictos bélicos de Europa en el siglo XX y muchos de América Latina y el Pacífico. Su origen, su papel protagonista en la lucha contra la Alemania nazi y el descifrado de códigos, el sabotaje de operaciones militares y la formación de agentes dobles en brillantes coberturas de inteligencia; su remodelación en la lucha contra el comunismo y la propaganda soviética durante la Guerra Fría, o la transformación con la caída de la URSS y la aparición de nuevos factores de riesgo en la geopolítica mundial con el terrorismo islamista. Un libro esencial para vivir con los ojos más abiertos. 
Escudo y emblema oficial del MI6

lunes, 12 de octubre de 2015

El libro de los susurros - Varujan Vosganian

Título El libro de los susurros

Autor Varujan Vosganian

Editorial Pre-Textos

Año 2010

Páginas 575


"El libro de los susurros no es un libro de Historia, sino de estados de conciencia. Por eso se vuelve traslúcido y sus páginas son transparentes. Es cierto que en El libro de los susurros hay muchos datos concretos referentes al día, la hora y el lugar. La pluma va demasiado rápida pero, algunas veces, decide demorarse para esperarnos al lector y a mí, y entonces pormenoriza quizá más de lo necesario. Cada palabra de más aclara, pero precisamente por ello, disminuye el sentido.

Así pues, aunque le borrásemos la relación de años y la cuenta de los días, El libro de los susurros seguiría conservando todo su sentido. Cosas como las que aquí se narran les han ocurrido siempre a gentes de todas partes. En realidad, El libro de los susurros, en su sustancia, vale para cualquier tiempo, como una coral de Bach, como una puerta estrecha por la que entran los hombres, unas veces agachándose y otras apretujándose entre ellos."
Página 341


Se trata seguramente del libro que mejor resume la memoria de un pueblo diseminado y que ha estado a punto de ser exterminado en varias ocasiones. No hablo de los judíos, sino de los armenios. Aunque menos conocido que la historia del pueblo de Sefarad, la historia de los armenios es clave para entender el siglo XX. 

Varujan Vosganian, nacido en Rumania de padres Armenios que habían huido del genocidio turco y de la II Guerra Mundial, rememora en este Libro de los Susurros las conversaciones con su abuelo Garabet, quien actuando como si de un árbol del que muchas ramas nacen, proyecta sobre su nieto los sentimientos y recuerdos de conocidos, familiares, enemigos y vecinos. Comenzando por el intento de explicar los motivos que produjeron el Genocidio Armenio de 1914, la historia va lentamente avanzando por los entresijos de la Historia. Desde los intentos durante el periodo de Entreguerras por formar parte de alianzas internacionales que salvaguardaran la integridad del pueblo Armenio, pasando por la historia de las armas del General Dro, hasta el estallido de la II Guerra Mundial y la ocupación soviética de Armenia. Lejos de acabarse la historia de los armenios en 1945, parece ser que nuevas formas de dominación ocuparon los días de los armenios, la mayoría ya dispersos por numerosos países de Europa y América, en especial Rumanía, Italia, Francia, Argentina o EEUU. Los que se quedaron bajo las órdenes del régimen soviético cuentan a modo de testimonio las esperanzas y anhelos que todavía les quedaban por la llegada de una vida mejor. Muchos murieron, y los que quedaron para contarlo no han sabido descifrar todavía el sentido de su tragedia. Una frase que se repite continuamente a lo largo de la obra y que parece ser testimonio revelador de ese drama es el hecho de que los armenios (como la mayoría de los seres humanos), no vivieron el siglo XX, sino que éste pasó por encima de ellos, la propia Historia quiso enterrar a todos los que la sufrieron. 

La fotografía, la música, los olores, el sabor del café o los cuentos populares nos acercan mejor a este universo tan lejano pero a la vez tan común. Mediante recuerdos e impresiones personales, Varujan Vosganian va entrelazando los hilos de este complejo e incompleto relato. 

El lenguaje utilizado es impersonal, a veces meramente descriptivo. El autor busca el relato por los hechos, por los recuerdos lo más fidedignos posibles, sin alterar ni una coma de lo que realmente supuso la historia de su pueblo. Evita lirismos, aunque a veces los recuerdos personales con sus abuelos lo delatan, creando a ratos un relato tierno y triste al mismo tiempo.

Sin ser experto en literatura rumana, cabría decir que El libro de los susurros es una de las mejores obras escritas en rumano de las últimas décadas, un relato atroz que entona ecos de humanidad, imprescindible para vislumbrar un sentido, si de veras lo ha tenido, el siglo XX, el más sangriento de la Historia del ser humano. 

lunes, 21 de septiembre de 2015

El castillo de los Cárpatos - Jules Verne

Título El castillo de los Cárpatos

Autor Jules Verne

Editorial Alba

Año 2011

Páginas 250

« Esto no es una narración fantástica, tan sólo novelesca. ¿Es preciso decir que dada su inverosimilitud, no es verdadera? Suponer esto sería un error: pertenecemos a una época en la que todo puede suceder; casi tenemos el derecho de decir que todo acontece. Si nuestra narración no es verosímil hoy, tal vez lo sea mañana, gracias a los elementos científicos, lote del porvenir, y nadie opinará que sea considerada una leyenda. »
Primeras líneas de El castillo de los Cárpatos 


Jules Verne nunca decepciona. A pesar de ser conocido mundialmente por sus originales invenciones literarias y su visión científica, esta obra destaca por ser una ''rara avis'' dentro de su producción literaria. Alejado de los cánones cientifistas a que nos tiene acostumbrados, el autor francés trata el tema de la fantasía, el terror, la supersticiones, tradiciones y la alargada sombra del vampiro que ya recorría la trasnochada Europa romántica de finales del siglo XIX. Publicada por entregas en 1892, son muchos los estudios que afirman que inspiró directamente a la más conocida del género, el Drácula de Bram Stoker, aparecida cinco años después, en 1897. 

El castillo de los Cárpatos es una novela de corte clásico, muy similar en estructura al resto de las de Jules Verne. No existe un único protagonista, sino que son varios los personajes que se van alternando la preponderancia según se van sucediendo las páginas. Ubicada en la misteriosa Transilvania, en un pequeño pueblo llamado Werst, se recorta en la lejanía un antiguo castillo hacía muchas décadas deshabitado, del que, inexplicablemente, sus chimeneas exhalan humo cada cierto tiempo. ¿Unos bandidos que se han adentrado en el castillo, o fantasmas que quieren atemorizar a la asustadiza población?.

Lejos de parecer una novela infantil o juvenil (en el buen sentido del término), El castillo de los Cárpatos es un fantástico relato sobre las tradiciones, las creencias populares y las supersticiones más antiguas; el choque de la tradición con la modernidad o la búsqueda de un amor eterno y duradero son los grandes temas de la novela. Verne se anticipó, (sí, en esto también) a Bram Stoker y a tantos otros en el tratamiento de la figura del vampiro, pero con una impronta muy personal que no se descubre hasta las últimas páginas. 

Cargada de tensión y con una narración sencilla y muy bien medida, esta novela podría ser una buena recomendación para todos aquellos que no se hayan adentrado en el maravilloso universo de Jules Verne, y desde luego, un auténtico descubrimiento para los lectores más veteranos del autor francés. 

martes, 15 de septiembre de 2015

Todo lleva carne - Peio H. Riaño

Título Todo lleva carne

Autor Peio H. Riaño

Editorial Caballo de Troya

Año 2008

Páginas 149


Seguro que si digo «este libro me ha gustado mucho y es muy bonito» le entrarían sarpullidos al autor de Todo lleva carne, un libro que escapa de los convencionalismos por los que habitualmente transita la novela moderna. Pero, en honor a la verdad, tampoco puede decirse que esta obra sea una novela, ni un ensayo; más bien se trata de una suerte de mezcolanza entre la lírica y la narrativa. La primera impresión en torno a las influencias de estilo recuerda a un Peio Riaño lector de las Meditaciones de Marco Aurelio en cuanto a la forma, pero desgajado de sus buenas intenciones, acercándose más en el fondo temático a Albert Camus. El resultado es un conjunto de historias «cotidianas», la mayoría haciendo referencia a una etapa reciente (Guerra de Irak, Crisis Financia de 2008, etc), en la que las voces de diversos protagonistas anónimos expresan sus sentimientos.

Todo lleva carne son muchas voces que transitan por los senderos más oscuros del alma humana. Una denuncia, o quizá algo menos grandilocuente, como una queja, de nuestra sociedad, de todos los yoes que son cómplices del sindios en que vivimos. Algunas partes del libro se hacen más pesadas, ya que, personalmente, considero que pecan de minimalistas, dispersándose el sentido en vagas interpretaciones por parte del lector. En cambio, las narraciones más densas, son verdaderos dardos en la diana de la conciencia. 

Recomendar Todo lleva carne tiene sentido, pero a buen seguro que no se trata de una obra que pueda gustar a todos los públicos. 

sábado, 12 de septiembre de 2015

La conjura de los necios - John Kennedy Toole

Título La conjura de los necios

Autor John Kennedy Toole

Editorial Anagrama

Año 2011

Páginas 389


La mayoría habrá oído hablar de esta novela, y unos cuantos tendrán la suerte de haberla leído. Personalmente, y creo que como la gran mayoría, llegué a La conjura de los necios entre ruido y vítores, pero a pesar de ello, no me hacía una idea muy clara de qué trataba en sí esta historia. No es para menos, ya que la obra más famosa de Kennedy Toole se escapa a los convencionalismos. Se podría decir, en líneas generales, que la novela nos cuenta las aventuras y desatinos del protagonista Ignatius J. Reilly, quien vive con su anciana madre en Nueva Orleans. 


La obra carece de un argumento determinado, centrándose en la exposición de la personalidad del carismático protagonista, Ignatius, cuyas ideas centran los numerosos diálogos entre los pintorescos personajes que se van sucediendo en la novela, creando siempre que es posible momentos cómicos y extravagantes. Por lo tanto, definir La conjura de los necios es definir a Ignatius, hombre grandullón de treinta y tantos poseedor de una fuerte moral que choca con la de sus contemporáneos. Estudioso y defensor de toda la cosmovisión medieval, desea traer de nuevo a la sociedad del siglo XX los valores religiosos, de honor y decencia de dicha época. Compositor de endechas, músico que interpreta canciones con su laúd, admirador de la obra La consolación de la filosofía del filósofo romano Boecio, bebedor compulsivo de Dr. Nut y glotón de los 'bocatas de salchichas' o perritos calientes. Ese es Ignatius, quien nunca se separa de su gorra verde de cazador. 

Mediante el desarrollo paulatino de todos los vicios y virtudes de la peculiar personalidad del protagonista por sus numerosos diálogos, la historia va transcurriendo a trompicones. Algunas partes se hacen más lentas y pesadas; otras, en cambio, ligeras y muy cómicas. Este es quizá el punto débil de la obra: haber hecho recaer el grueso de la novela en los diálogos que Ignatius mantiene con su madre, su antigua novia, los diversos jefes que va teniendo en sus trabajos o con el patrullero Mancuso, ya que si el formato de la idea no convence desde un principio al lector es muy fácil que abandone la lectura. Sin embargo, se nota como la tensión y la fluidez de los diálogos aumenta con las páginas, creando un final más complejo e inesperado de lo que cabría esperar en un principio. 

A quien le gusten las novelas cómicas, este libro no le disgustará. Aquellos que no estén acostumbrados a este género, seguramente tarden un poco hasta coger el ritmo que la obra va marcando en cada capítulo. 

martes, 8 de septiembre de 2015

Guerra Mundial Z - Max Brooks

Título Guerra Mundial Z. Una historia oral de la guerra zombi.
Autor Max Brooks
Editorial Books4pocket
Año 2010
Páginas 475

He oído decir que no hubo supervivientes del Holocausto, que, incluso los que lograron seguir técnicamente vivos, habían sufrido unos daños tan irreparables que su espíritu y su alma, las personas que eran, desaparecieron para siempre. Me gusta pensar que no es cierto, pero, si lo es, en toda la Tierra no ha quedado ni un superviviente de esta guerra.
El tema está claro, la humanidad enfrentándose a una plaga zombi, lo hemos visto cientos de veces, lo que de verdad aporta Brooks es un desarrollo tan absolutamente realista que, salvo por el hecho de que trata sobre un acontecimiento ficticio, podría considerarse más historia que novela.
Para empezar, no se nos plantea un personaje principal como tal, sino más bien un narrador, el propio autor, que, según se explica en el prólogo, se dedica, diez años después de haber finalizado la guerra zombi, a narrarla a través de los testimonios de decenas de personas alrededor del mundo, sin embargo él narrador principal interviene únicamente para hacer preguntas o aclaraciones a los testimonios, de esta manera, nos juntamos con decenas de historias en principio inconexas que van formando un relato de cómo se vivieron esos diez años de guerra zombi no sólo en distintas partes del mundo sino a personas de distintas edades, distintas clases sociales, oficios, ideologías, etc.
El hecho de que la novela tenga tantos protagonistas le da una gran versatilidad, hay historias desde un punto de vista altamente técnico, sobre la infección o sobre los planes de supervivencia, historias con un gran 'factor humano', la mayoría, en las que se cuentan las experiencias de hombres mujeres y niños totalmente corrientes, y hay historias de gran acción y de sesos al descubierto, normalmente protagonizadas por militares, aunque no siempre.
También destaca el gran detallismo para describir lugares remotos, tradiciones de otros lugares y, a veces incluso demasiado, el material armamentístico de las distintas naciones, sin duda fruto de una intensa labor de investigación por parte del autor. Para contribuir a este realismo, y es que, cuando lo lees no es difícil imaginar que estás leyendo sobre un acontecimiento real, por una parte Brooks muestra una gran capacidad para meterse en la piel de narradores muy distintos para contar experiencias marcadas con un toque muy personal, otro gran punto que contribuye a esa gran autenticidad es que el autor parece haber pensado en todos y cada uno de los aspectos de la vida en la tierra que pudieran haberse visto afectados por una 'invasión' de tal calibre, desde la aparición de zombis cada primavera con los deshielos en las zonas frías del planeta (diez años después de acabar la guerra) hasta la extinción de ciertos tipos de ballenas debido a la huída al mar de una gran parte de la población.
Por último cabe decir que la obra de Brooks supone, no solo una fantástica obra de ficción sino también una crítica tremendamente ácida a todos los actuales sistemas, políticos, sociales, mediáticos… no sólo estadounidenses, sino del mundo entero, y supone una fuerte crítica a la humanidad misma, embotada por un fuerte egoísmo que le impide creer que el mundo pueda cambiar de forma tan radical.
Los muertos vivientes nos habían quitado algo más que tierra y seres queridos; nos habían robado la confianza como forma de vida predominante del planeta.
Reseña de Lorena Martínez Fernández

martes, 28 de julio de 2015

Teoría, historia y práctica del comentario literario - José Antonio Hernández Guerrero y María del Carmen García Tejera

Título Teoría, historia y práctica del comentario literario. Principios, criterios y pautas para la lectura crítica de la literatura.
Autores José Antonio Hernández Guerrero y María del Carmen García Tejera
Editorial Ariel
Año 2005
Páginas 335

Existen multitud de manuales que establecen consejos y pautas sobre cómo elaborar correctamente un comentario de texto. Hace unas semanas comentamos el ya clásico Cómo se comenta un texto literario de Lázaro Carreter y Correa Calderón. Entonces, dijimos de tal libro, que a pesar de contener una sólida estructura estaba orientado a jóvenes que se iniciaban en el arte de los comentarios literarios, quedando muchos aspectos sin tocar o profundizar debidamente. Teoría, historia y práctica del comentario literario es, en cambio, un libro más «erudito», y quizá reside aquí su error. 
El título del libro, que ya se ha referido anteriormente, remarca la intención de enseñarnos cómo se realiza un comentario de texto con profundizad, destinado esencialmente a estudiantes universitarios. ¿Quién osaría decir que sabe o conoce los mecanismos para poder realizar un comentario literario completamente perfecto? Existen tantas interpretaciones y teorías como personas. Sin duda, todos afirmarían que cuantos más conocimientos generales se posean, más rico será el resultado final; o eso es lo que han debido pensar los autores de este libro. 
El índice es absolutamente completo. Rebosa contenidos por los cuatro costados. Comienza con una breve historia de la crítica literaria (muy distinto del comentario literario), así como una serie de proclamas interesantes sobre la puesta en valor de la literatura y su relación con los humanos. Acto seguido, asistimos a una serie de puntos que desentrañan las eternas cuestiones de qué es la literatura, su valor y su posible alcance. En torno a la mitad del libro, se nos ofrece un resumen sobre la Historia de la Literatura, desde los primeros fulanos que empezaron a individualizarla respecto al resto de artes, es decir, Platón, Aristóteles y compañía, pasando por los comentaristas medievales, la tradición filosófica occidental, los ilustrados, los románticos hasta los últimos marxistas. Tras semejante contenido gratuitamente ofrecido al lector que no sabe muy bien hacia donde enfocar su atención, nos colocan casi cien páginas sobre teoría y crítica literarias durante el siglo XX, toda una amalgama de disparos a un blanco no fijado. Mucho ruido y pocas nueces.
Pero, menos mal, las últimas cincuenta páginas se dedican esencialmente a describir cómo comentar correctamente un texto en función al género que pertenezca, esto es, lírica, narrativa, teatro y ensayo (personalmente, considero que falta un apartado para el género de los cuentos, que muchos autores están reconociendo como género propio). Y ya está.
Teoría, historia y práctica del comentario literario no será, seguramente, ese libro que cuidaremos durante años como un preciado tesoro, forrándolo de plástico para evitar su desgaste. Como resumen coherente y bien estructurado, no es mejor que el mencionado libro de Lázaro Carreter y Correa Calderón. Tiene, eso sí, la ventaja de incluir numerosos fragmentos de diversas obras tanto clásicas como contemporáneas que sirven de ejemplos para lo que se va describiendo a lo largo de sus páginas. Para el lector más novel, que todavía no tiene un bagaje de conceptos sobre teoría literaria fuertemente asentados, este libro puede ayudarle bastante, pero sin duda resultará vago e insulso a los que ya tienen varios libros sobre teoría literaria a sus espaldas.